Del mundo a Vitoria: las cenas a domicilio que triunfan en Instagram

18 febrero, 2021

Alejandro Salcedo y Amira Lemhaouli son los creadores de EatyJet, una experiencia gastronómica que traslada a los gasteiztarras a diferentes partes del mundo

La hostelería está atravesando uno de los peores momentos de los últimos años. La pandemia ha obligado a bajar la persiana de cientos de negocios durante semanas y algunos de ellos no volverán a subirla nunca más. Ante esta difícil situación, muchos hosteleros han apostado por reinventarse: y eso es lo que han hecho también Alejandro Salcedo y Amira Lemhaouli, dos jóvenes gasteiztarras que triunfan en Instagram con el proyecto gastronómico EatyJet. Una idea novedosa que cuelga cada fin de semana el cartel de ‘sold out’.

Alejandro es cocinero y Amira es maître y gestora de restaurantes. Con el cierre de la hostelería comenzaron a darle vueltas a la cabeza y decidieron fusionar sus dos pasiones: “Alejandro es un loco de la gastronomía internacional y a mí me encanta todo lo que tenga que ver con lo experiencial”, cuenta Amira.

Varios de los platos que han recibido los clientes./EatyJet

La pareja apostó entonces por salir de su “zona de confort” y adaptarse a la nueva situación. “En vez de verlo como algo negativo, vimos una oportunidad”, afirma Alejandro. A finales de 2020 nació EatyJet, “un proyecto gastronómico de comida a domicilio que se basa en crear experiencias“.

Alejandro y Amira escogen una ciudad o un país y, en su perfil de Instagram, anuncian el destino del próximo viaje gastronómico. Días más tarde desvelan el menú, y el domingo a las 21:00 se abren las reservas. Los envíos se realizan viernes y sábado de la siguiente semana. Los menús son limitados y se reparten por orden cronológico: quienes primero responden son quienes consiguen el menú. Y hay que darse prisa, porque la demanda es importante y el cupo se agota en unos minutos.

Caja con la experiencia gastronómica de EatyJet

“Empezamos con muchas dudas. Creamos el perfil de Instagram y no teníamos seguidores, tuvimos que hacer mucho trabajo de difusión. Poco a poco comenzaron a llegar los primeros followers y lanzamos el primer destino. Todavía recordamos a la primera persona que reservó sin saber lo que le iba a llegar a casa”, recuerda Amira.

El cliente solo conoce el menú y el destino, pero desconoce la experiencia completa. “Siempre incluimos sorpresas. Buscamos platos diferentes que sorprendan al cliente. Además, hay que terminar de elaborar el menú en casa. De esta manera se corrige la pérdida de calidad y hacemos partícipes a los comensales de toda la experiencia”, explica Alejandro.

2.300 seguidores

El boca a boca ha hecho que el proyecto crezca cada día. Actualmente cuentan con más de 2.300 seguidores en Instagram y elaboran alrededor de 140 menús cada fin de semana en una cocina central que tienen alquilada: “Hasta la cocina se nos está quedando pequeña ya”.

“Tenemos que decidir si el proyecto se queda como algo anecdótico que surgió en el confinamiento o si queremos seguir creciendo. De momento tenemos muchas ideas y la gente está respondiendo genial”, cuenta Amira.

Y es que según Alejandro ya Amira, los vitorianos “arriesgan muchísimo. Parece que estamos encasillados en la gastronomía tradicional y para nada. Nos hemos dado cuenta de que a la gente le gusta probar cosas nuevas y se dejan llevar completamente”.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad