Ecologistas y oposición rechazan la nueva propuesta de ronda sur

6 junio, 2022

Oposición y ecologistas critican el anuncio de Urtaran y rechazan este proyecto por su "enorme" impacto ambiental y el "jaque mate" a las políticas green

La oposición municipal en pleno rechaza la propuesta de crear una nueva ronda Sur que conecte los túneles de Armentia. El pasado jueves, el alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran, anunció un estudio de alternativas para habilitar la mejor conexión Este-Oeste a través del Sur, sin mencionar de forma explícita esta circunvalación.

Sin embargo, un día después, el que fuera coordinador de Urbanismo y Medio Ambiente, Álvaro Iturritxa, avanzó en Radio Vitoria una detallada propuesta. Para ello, sugería crear una carretera de 2 kilómetors desde el sector 16, la rotonda de Olabide hasta Gardelegui, con un semi-soterramiento al inicio.

Un vial que conectaría con la carretera  A-2124, que desemboca en la intersección con la calle Iturritxu. En ese punto se plantea un soterramiento de 400 metros por la zona verde hasta la rotonda de Esmaltaciones San Ignacio.

La ronda Sur podría "romper un acuerdo"

Estos anuncios no han gustado nada a la oposición municipal, que lo consideraba un proyecto "ya enterrado por su impacto ambiental sin precedentes al Anillo Verde y a los Montes de Vitoria", ha asegurado Xabier Ruiz de Larramendi, de EH Bildu.

Desde Elkarrekin se han mostrado especialmente molestos, al considerar que se trata de un tema urbanístico "que puede romper un acuerdo", en alusión al pacto con el equipo de gobierno para reformar el Plan de Ordenación Urbana.

"Creíamos que habíamos empezado a avanzar con ustedes. Pero en 72 horas, este camino se bifurca y quieren tomar otra opción", ha lamentado Oskar Fernández. "Es gravísimo por la consecuencias que puede tener, no solo por romper el acuerdo, sino por mantener y recrudecer un urbanismo depredador, no tiene sentido seguir expandiendo la ciudad y consumir más suelo", ha advertido. "Sobre lo sucedido la semana pasada, con nosotras no cuenten", ha zanjado.

obras ronda sur armentia

Por su parte, desde el PP han señalado que esta circunvalación implicaría "desclasificar y reactivar el sector 17, ¿qué van a hacer? ¿Seguir adelante? ¿Pedir informes? No es serio lo que están haciendo y están metiendo en un lío a este Ayuntamiento".

"No oí al alcalde en ningún momento hablar de ronda Sur"

Sus críticas no han gustado a la concejala de Territorio, Ana Oregi, que les ha acusaso de "entrar en tromba con esta cuestión". Según ella, "no oí al alcalde hablar en ningún momento de ronda Sur, dijo que había que hacer unos estudios y analizar con calma la situación del tráfico en la ciudad y, en particular, en la zona Sur". Es más, ha indicado que, cuando escuchó estas palabras, ella pensó que hacían referencia "al soterramiento del ferrocarril".

Y, en respuesta a Elkarrekin, ha señalado que "no tengo ninguna gana de romper acuerdos". Tras recordar que los temas urbanísticos deben aprobarse en el pleno municipal por mayoría absoluta, ha afirmado estar "absolutamente tranquila, tenemos una hoja de ruta, un modelo y horizonte con documentos objetivos". "Todo lo demás, es ruido interesado", ha recalcado.

"Jaque mate" a las políticas green

Ekologistak Martxan denuncia que una circunvalación en el sur de Vitoria-Gasteiz sería un "jaque mate" a las políticas medioambientales y de movilidad sostenible. Así lo han denunciado en un comunicado en el que también aseguran que "el PNV mintió en el Auzogune de Hegoalde, donde desechó esta posibilidad por el enorme impacto ambiental".

La asociación denuncia que el "caos" actual en la zona se debe a una "pésima planificación". También a la implantación del BEi. "El PNV quiere corregir su pésima gestión urbanística y de movilidad con una todavía más pésima decisión", aseguran.

"La idea de crear una vía de tráfico rodado de gran capacidad en la zona sur siempre ha sido desechada por su altísimo impacto ambiental sobre los Montes de Vitoria y las zonas rurales del Municipio", recuerdan.

Sin embargo, afirman que "no es una coincidencia" que esta decisión se anuncie tras "enterrar definitivamente" la mayor protección a los Montes de Vitoria. "Este trazado de más de 5 km supondría una importante barrera para la continuidad del paisaje", asegura Ekologistak Martxan. También para "la topografía natural y la red de caminos y senderos rurales".

Además, denuncian que irá "acompañada por las inevitables contaminaciones visual, atmosférica y acústica, tan graves en ese tipo de entorno".