EH Bildu pide la reapertura del albergue municipal de Otazu

26 abril, 2022

El albergue está cerrado y en desuso desde 2011

EH Bildu ha reclamado la reapertura del albergue municipal de Otazu con el objetivo de convertirlo en un espacio que fomente estilos de vida saludables y en el que se trabaje la educación ambiental. Se trata de un edificio que albergaba en su día la antigua estación del Vasco Navarro y que en 1993 el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz adecentó lo rebautizó como albergue juvenil. Sin embargo, en 2011 el gobierno municipal, alegando comportamientos incívicos de algunos usuarios, clausuró el espacio.

"La propuesta 'OtazuNatur' está más vigente que nunca ya que permitiría recuperar el albergue y convertirlo en un servicio municipal que fomente estilos de vida saludables en contacto directo con la naturaleza", ha señalado el concejal de EH Bildu Xabier Ruiz de Larramendi.

La iniciativa, presentada en 2017, recogía servicios como el de organizar rutas a pie o en bici, alquiler de bicicletas, realización de curso y talleres, etc. Además, apostaba por recuperar el espacio para su uso como albergue para actividades de varios días o de fin de semana, enfocado tanto a centros educativos y a la juventud como a personas particulares o a personas mayores.

otazu albergue

EH Bildu traslado en 2017 esta iniciativa al pleno, pero no salió adelante. «Cinco años después, PNV y PSE no han realizado ni una sola propuesta. El antiguo albergue de Otazu sigue vacío y sin uso. Y, es que, además de negar el disfrute de este espacio a la ciudadanía, el hecho de que esté cerrado supone además un mayor deterioro de este edificio municipal», ha asegurado Ruiz de Larramendi.

El edificio está ya construido y equipado. La casa cuenta con 2.000 m2 de terreno, se encuentra a 7 km del centro de Vitoria-Gasteiz y tiene fácil acceso en bicicleta. Tiene 18 plazas (ampliables a 34), 6 duchas, 3 baños, cocina, frigorífico, menaje, radiadores y electricidad de 220 voltios.

Albergue

Cuando en 1993 el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz rebautizó la estación como albergue juvenil, lo podían solicitar las asociaciones juveniles, entidades prestadoras de servicios de la juventud, asociaciones de tiempo libre, así como jóvenes no asociados entre los 18 y los 30 años.

El tiempo máximo de estancia era de una semana y el precio de alquiler de 300 pesetas por persona y noche para asociados, y de 350 en el caso de particulares. Los últimos años que se mantuvo abierto, el precio era de 2,98€ por persona y noche para las asociaciones y 4,17€ para jóvenes no asociados, no pudiendo superar los 15 días.

La acogida inicial de la iniciativa fue muy positiva, y el albergue gozó de tasas muy altas de ocupación. Posteriormente, a lo largo de los años, se registraron algunos comportamientos incívicos por parte de algunos usuarios.