Residencias privadas de Álava "ven en peligro su modelo de negocio"

13 abril, 2022

La patronal de las residencias ha realizado una encuesta entre sus socios sobre su situación actual

La Asociación ACRA, que reúne al 71% de las residencias privadas de Álava, ha realizado una encuesta entre sus asociados. Un trabajo que pretendía conocer cuál es la situación actual de estos centros, en opinión de sus gestores.

Así, según esta encuesta, todas las residencias asociadas han mostrado "su preocupación por el futuro de las estos modelos de gestión privados". A la pregunta de si "ves en peligro tu modelo de negocio", un 45% afirma que "sí". Mientras, el 55% restante cree que "dependerá de las circunstancias evolutivas de la crisis".

Además, 4 de cada 10 creen que "podrían cerrar si las circunstancias económicas continúan por estos derroteros", según ha comunicado ACRA.

Ratio de personal por residente

Esta encuesta también ha preguntado por el ratio de personal por residente en cada una de las residencias privadas de Álava. Así, los datos arrojan que "la mayor parte de los centros se sitúa en la horquilla de 0,56 a 0,63 trabajadoras por cada residente". ACRA asegura que este ratio está creciendo cada vez más, algo que también está "aumentando los costes" de llevar a cabo esta actividad.

residencias privadas álava

Por último, respecto al grado de dependencia de las personas usuarias de las residencias privadas, el grado III sigue siendo el predominante, con un 45% del total de residentes. Le siguen el grado II, con un 34% y el grado I con un 14%.

ACRA ha trasladado a las instituciones la "intranquilidad" del sector ante el futuro

Esta situación de intranquilidad "ya se ha tratado con las instituciones alavesas", asegura ACRA. "Hemos expuesto cuentas de explotación que van en una dirección de difícil futuro. Además, la ocupación media de los centros durante 2021, ha estado condicionada por la pandemia".

Convenio de las residencias privadas de Álava

Mientras tanto, patronal y sindicatos siguen negociando el convenio de las residencias privadas de Álava, que sigue estancado. Las críticas entre patronal y sindicatos se han repetido en las últimas semanas, y por ahora no hay acuerdo alguno.

ELA y LAB convocaron una huelga el pasado 30 de abril para denunciar esta situación. La huelga no contó con el apoyo del resto de los sindicatos. De hecho UGT atacó a ELA por levantarse de la mesa de negociación.