Maroto propone destinar el ahorro en su propuesta de RGI a pagar la luz a los pensionistas

17 noviembre, 2014

El alcalde de Vitoria, Javier Maroto, ha presentado hoy una propuesta para redistribuir el dinero que se ahorre con su propuesta de RGI. Lo ha hecho mirando hacia los pensionistas y, en cierto modo, jugando al cuento de la lechera. El alcalde no tiene ningún apoyo político para modificar las condiciones de acceso a RGI, […]

maroto rgiEl alcalde de Vitoria, Javier Maroto, ha presentado hoy una propuesta para redistribuir el dinero que se ahorre con su propuesta de RGI. Lo ha hecho mirando hacia los pensionistas y, en cierto modo, jugando al cuento de la lechera. El alcalde no tiene ningún apoyo político para modificar las condiciones de acceso a RGI, por lo que por ahora no es posible el ahorro que anuncia.

En cualquier caso Maroto ha propuesto hoy, y lo hará en el Parlamento Vasco de nuevo, que, con el dinero que se ahorre de su propuesta sobre RGI, se amplíen en 50 euros los complementos de las pensiones mínimas, y ha explicado que esto permitirá a muchas personas pagar la factura de la luz.

El alcalde ha explicado que, a día de hoy, Lanbide complementa a través de la RGI las pensiones en la Comunidad Autónoma Vasca hasta que alcanzan las siguientes cuantías máximas, según el número de miembros de la unidad familiar: 700,15 euros (unidad familiar de un miembro), 875,19 euros (unidad familiar de dos miembros), y 945,20 euros (unidad familiar de tres ó más miembros). Unas cantidades que Maroto propone incrementar “de manera inmediata, en 50 euros al mes", una cantidad que asegura que equivale a la factura de la luz de muchos vascos.

El PNV ha mostrado su incredulidad por esta propuesta: "Resulta muy sorprendente escuchar a Javier Maroto reclamando al Gobierno Vasco que ponga más dinero cuando el origen del problema de las pensiones insuficientes de muchas personas jubiladas no está en Euskadi, sino en Madrid, provocado por el Partido Popular. El PSE ya presentó hace un mes una moción en la que se reclamaba al Congreso  una ley de protección de los consumidores vulnerables y contra la pobreza energética.

Según Maroto para poner en marcha esta medida, serían necesarios un total de 10.276.000 euros, que se obtendrán directamente de las medidas propuestas para endurecer el acceso a la RGI: "Las cuentas salen. No hace falta subir impuestos, como pretende el consejero Aburto, sino evitar el fraude y el abuso en los recursos que ahora se produce. Las medidas correctoras de la RGI tienen una finalidad, lograr ahorrar unos recursos económicos que ahora van a donde no deben y que el propio Gobierno Vasco reconoce como fraude".

Maroto ha hablado de la "pobreza energética" y, al ser preguntado por posibles acciones municipales contra Endesa e Iberdrola, el alcalde ha defendido al Gobierno Central: "El Gobierno Central se está enfrentando a las eléctricas". Por eso, la solución planteada por el alcalde para acabar con la pobreza energética en las personas mayores es la del complemento a través de la RGI.