Advertisement
Advertisement

El alquiler de San Antonio se rebajará un 30%

3 octubre, 2013

El alcalde de Vitoria, Javier Maroto y Gonzalo Antón ha alcanzado un acuerdo para rebajar el contrato de alquiler de las oficinas de los locales de la calle San Antonio. En la reunión que ambos mantuvieron ayer por la tarde en el Ayuntamiento acordaron una rebaja del 30 % en el pago del alquiler, que […]

20131003-123953.jpg

El alcalde de Vitoria, Javier Maroto y Gonzalo Antón ha alcanzado un acuerdo para rebajar el contrato de alquiler de las oficinas de los locales de la calle San Antonio. En la reunión que ambos mantuvieron ayer por la tarde en el Ayuntamiento acordaron una rebaja del 30 % en el pago del alquiler, que la actualización de los precios sólo sea el IPC y que la cláusula de penalización pase a la mitad.

De esta forma el Ayuntamiento pasará de pagar 50.000 euros al mes (20.000 en concepto de alquiler y 30.000 por las obras), a pagar 14.000 euros al mes en alquiler, más los 30.000 euros al mes en obras. La rebaja en el precio del contrato de alquiler no afecta al pago de la reforma que sus propietarios hicieron en el local y que el Ayuntamiento abona mensualmente. “La reforma se hizo y por lo tanto tenemos que pagarla”, ha dicho el alcalde. Los pagos por dicha reforma concluyen este año así que, a partir de 2014, el Ayuntamiento pagará sólo por el concepto de alquiler de los locales, que es el que reducirá su precio un 30%.

En cuanto a la actualización de los precios, en vez de un IPC+9, se queda en tan solo el IPC; mientras que la cláusula de penalización se reduce a la mitad. Esto último quiere decir que si el Ayuntamiento deja ahora los locales, cuando se encuentra en el año 8, con el actual contrato debería pagar 12 años de penalización, mientras que con el nuevo pagaría solo 6; el año que viene serían 5 años de penalización y así sucesivamente.

El acuerdo fue firmado por el gobierno de Alfonso Alonso en el año 2007 y está blindado hasta el año 2027, algo que los técnicos municipales explicarán en la comisión de investigación, ya que existía un borrador en el que el contrato inicialmente se iba a firmar por solo 10 años.

Quién no comparecerá en el Ayuntamiento será Alfonso Alonso. Y es que, según ha explicado Maroto, el informe de la secretaría técnica dice que sólo deben comparecer y ser investigados miembros de la corporación actual.

Antes de que el nuevo acuerdo entre en vigor, deberá redactarse el borrador y ser supervisado por los abogados de ambas partes. Tras ello, la junta de gobierno ratificará el nuevo contrato que se aplicará posiblemente a principios de año, coincidiendo también con la finalización del pago de las obras que se están acometiendo en los locales.

El PNV, ha valorado de forma positiva el esfuerzo del alcalde, sin embargo considera insuficiente el acuerdo alcanzado porque no corrige la cláusula de penalización. Para el grupo jeltzale a partir de 10 años no se debería pagar nada.  Por su parte el PSE considera el acuerdo insuficiente por el precio y porque no elimina la cláusula de blindaje".