El Ayuntamiento ordena a la Diputación paralizar el derribo de Izarra

4 julio, 2014

El ayuntamiento de Urkabustaiz ha ordenado a la Diputación que paralice el derribo del edificio que se quemó el domingo en el colegio de Izarra. La Diputación había iniciado estas labores de forma acelerada, pero las competencias urbanísticas corresponden al consistorio, y el ente foral no había solicitado los permisos necesarios. Según ha informado el Ayuntamiento de […]

IzarraEl ayuntamiento de Urkabustaiz ha ordenado a la Diputación que paralice el derribo del edificio que se quemó el domingo en el colegio de Izarra. La Diputación había iniciado estas labores de forma acelerada, pero las competencias urbanísticas corresponden al consistorio, y el ente foral no había solicitado los permisos necesarios.

Según ha informado el Ayuntamiento de Urkabustaiz, la Diputación no ha presentado ningún proyecto ni había solicitado la licencia. Estos trabajos tampoco contaban con plan de seguridad ni con Plan de Gestión de Residuos, algo que el Ayuntamiento de urkabustaiz considera imprescindible.

Las prisas de la Diputación se han terminado por el momento. La institución foral no podrá retomar el derribo del edificio hasta que no se concedan todas las licencias y permisos pertinentes, según fuentes del municipio.

Ha sido EH Bildu quien ha denunciado esta mañana que camiones de la Diputación Foral de Araba han accedido a la zona y han comenzado a llevarse los escombros. "Nos sorprende la premura de la Diputación Foral de Araba en este caso. No por eliminar con premura los escombros de ese edificio, vamos a olvidad que el gobierno del PP hizo total dejación de sus responsabilidades", ha asegurado el portavoz de EH Bildu en las Juntas Generales de Araba, Gorka Ortiz de Guinea.

El edificio del Colegio Izarra se incendió la madrugada del domingo. Lo hizo, según todos los indicios, con un fuego provocado. Por el momento no han trascendido detalles de la investigación, aunque desde la Diputación ya adelantaron que no existía seguro contra incendios. El gabinete de Javier De Andrés, que ha mantenido una excesiva opacidad en todo lo relacionado con Izarra, aseguró que hasta cuatro compañías de seguros se habían negado a asegurar el edificio contra incendios.

Según aseguraba el diario El Mundo, la Ertzaintza parece tener indicios de quién podría ser el causante de este incendio. Incendio que desde el primer momento se consideraba provocado, pero que parece complicado saber a quién no le beneficiaba la desaparición de la instalación.

Atrás quedan las vidas adolescentes de muchos niños que estudiaron en Izarra desde su apertura. El Colegio de Izarra abrió sus puertas en 1967 como un centro de élite, gestionado por los jesuitas y en una finca propiedad de la familia Oriol y Urquijo. En los 70 pasó a ser gestionado por Rumasa. Posteriormente fue expropiado y finalmente pasó a ser un colegio inglés: Izarra International College, que quebró en el curso 96-97. Ya en el 2000 el Alavés compró el recinto en la época de Gonzalo Antón. Pese a todo el Glorioso no llegó a utilizarlo nunca y en 2011 pasó a manos de la Diputación dentro del pacto por la salvación del Alavés. En los últimos meses ha habido varios proyectos y propuestas, pero nunca han fructificado.