El Baskonia cae frente al Barça pero con la cabeza alta

29 mayo, 2014

Un trabajador e implicado Laboral Kutxa protagonizó un gran partido en el Palau peleando por el triunfo hasta el final y dejando una gran imagen que, sin embargo, no se vio recompensada con la victoria (92-87). El Barcelona necesitó de la mejor versión de Navarro, Oleson y Dorsey para doblegar a un muy buen Baskonia […]

Play Off Barça-Baskonia (Germán Parga)

Play Off Barça-Baskonia (Germán Parga)

Un trabajador e implicado Laboral Kutxa protagonizó un gran partido en el Palau peleando por el triunfo hasta el final y dejando una gran imagen que, sin embargo, no se vio recompensada con la victoria (92-87).

El Barcelona necesitó de la mejor versión de Navarro, Oleson y Dorsey para doblegar a un muy buen Baskonia que lideró el partido durante muchos minutos pero que no pudo rematar ante la mayor rotación local que permitió más frescura en el momento de la verdad. El equipo de Scariolo jugó con sólo ocho piezas por doce del rival y terminó acusando el cansancio en la clave recta final.

Scariolo no se andó con rodeos y recurrió de inicio a su quinteto de confianza para tratar de arrancar con buen pie y buscar dudas en el rival. El equipo respondió bien, sabiendo explotar sus puntos fuertes, con circulación de balón y confianza (10-10, min5). San Emeterio asumía galones y en defensa el Laboral Kutxa lograba confundir al rival evitando llevar el juego a la pintura e invitando a tirar más de fuera (10-16, min7). Hanga y Hamilton fueron los primeros suplentes en saltar a escena y, casualidad o no, el equipo comenzó a resentirse y el Barça a remontar con dos "matazos" del siempre espectacular Dorsey (19-20, min9) y dos tiros libres de Navarro para volver a poner por encima a los suyos que terminaron los primeros diez minutos mandando por 23-20.

La salida de Sada subió el pistón defensivo de los de Xavi Pascual que aumentaron el parcial a 12-2 (27-22, min12). Renfroe, con más ganas e intensidad que acierto y claridad de ideas, no encontraba el ritmo para darle agilidad a un ataque baskonista donde Hanga se mostraba totalmente desacertado y solo Hamilton veía aro. Sin embargo, sustentados en una buena actividad defensiva se lograba frenar el potencial local y, pese a no meter mucho, el equipo lograba seguir metido de lleno en el partido (27-27, min15). En estas, el retorno de Nocioni y Heurtel devolvió el oxígeno al ataque baskonista. El argentino superaba en el cuatro a todo aquel que le pusieran delante y Hamilton le secundaba realizando los mejores momentos ofensivos que se le recuerdan. Concentradísimo el equipo no perdía la intensidad en ningún momento y cuando el acierto acompañaba lograba estirarse como ocurrió en la recta final donde un triple de Nocioni permitió al equipo irse con la máxima al vestuario (36-43).

Navarro salió del vestuario dispuesto a ejercer de líder y con ocho puntos en tres minutos lanzó un aviso a los navegantes que quieren enterrarlo. La flota baskonista aguantó y Heurtel se encargaba de anotar para que Laboral Kutxa mantuviera la iniciativa (48-52; 50-54 min25) en unos minutos donde las individualidades de ambos equipos mostraban sus cartas y los banquillos empezaban a apretar a los árbitros, especialmente el local. El cuarto se convertía entonces en un espectacular toma y daca entre Navarro y Heurtel en el que el galo sacaba todo su repertorio anotador para devolver los siete de ventaja a su equipo (53-60) y respondía, quién si no, Navarro (58-60, min27). Hamilton, Oleson, Nocioni, Tomic también pedían su cuota de protagonismo y el Barcelona sumaba desde la línea de tiros libres a donde acudía mucho más que su rival (27-14 al final del partido) para estrechar el encuentro (63-64). Un triple final de Oleson cerraba un tercer cuarto primoroso y espectacular con las espadas en todo lo alto (69-68).

Con Nocioni y Heurtel cogiendo oxígeno empezaron los definitivos diez minutos y Baskonia continúo sin perder la concentración ni un ápice (73-74, min33). Costaba más anotar y se empezaba a notar la llegada de los minutos de la verdad. Oleson, firmando un partido tremendo también, clavó dos triples consecutivos para obligar al tiempo muerto de Scariolo y poner cinco arriba a los suyos. El escolta de Alaska (29 puntos) cogió el testigo de Navarro (24 puntos) para liderar a los suyos perdonando muy poco, mientras en los vitorianos empezaron a pesar el paso de los minutos y Nocioni, por ejemplo, jugaba con una ostensible cojera. La pelea por el rebote la dominaban los catalanes con un Dorsey en su salsa y el Barça se marchaba en el marcador pero el equipo ya sin Nocioni, sentado y veremos cual es estado físico para el sábado, protagonizó uno de esos momentos de "Carácter Baskonia" para revivir y empatar a 87 de manera heroica con tan sólo 46 segundos por jugarse. En esos instantes calientes Navarro acertó, Heurtel no y el Barça puso el primer punto en su casillero sentenciado desde el tiro libre para el 93-87 final.

La serie viaja a Vitoria donde el sábado desde las 21.15 Laboral Kutxa necesitará sumar la victoria para no marcharse de vacaciones a las primeras de cambio. Con el juego y la imagen de hoy, además del aliento del público, se puede soñar con regresar al Palau.
BlackBerry de movistar, allí donde estés está tu oficin@