El Baskonia gana con comodidad a Manresa y Vujacic lidera al equipo

2 noviembre, 2014

Un serio Laboral Kutxa sumó su segundo triunfo en la Liga Endesa a costa de La Bruixa d’Or Manresa del que dio buena cuenta por 87-67. El partido se presentaba como una buena oportunidad para seguir dando pasos adelante y el equipo salió concienciado para no dar lugar a la sorpresa, con buena actitud y […]

Un serio Laboral Kutxa sumó su segundo triunfo en la Liga Endesa a costa de La Bruixa d’Or Manresa del que dio buena cuenta por 87-67.

El partido se presentaba como una buena oportunidad para seguir dando pasos adelante y el equipo salió concienciado para no dar lugar a la sorpresa, con buena actitud y ganas de convencer a la parroquia. Ventajas de entre dos y seis puntos para empezar (12-6; 17-11; 21-15) con Vujacic debutando en Liga Endesa y manteniendo la buena línea ofrecida el viernes ante un conjunto manresano con desparpajo y ganas de ofrecer resistencia. El partido transcurría con tranquilidad para los locales que poco a poco conseguían ir subiendo la diferencia (27-17, min13) gracias a las alternativas ofensivas. El comentado Vujacic, Perkins o Hamilton encontraban aro y las faltas hacían el resto con más de seis minutos en bonus, ante un rival con menos recursos ofensivos y al que le costaba sumar.

Laboral Kutxa producía en casi todos sus ataques y la diferencia se disparaba (41-24) gracias a dos triples de Bertans y Vujacic (que dos metralletas tiene, ahora sí, Baskonia). La llegada del esloveno al equipo aumenta la amenaza exterior (algo muy necesario) y da confianza al equipo permitiendo mayor dinamismo y más clarevidencia en el ataque baskonista acercándose a lo que Crespi desea.

El paso por el vestuario no cambió el guión. El equipo no bajó el pie del acelerador y jugadores como Tillie o Shengeila trataron de ganar confianza a base de trabajo y acierto, mientras Vujacic lideró al equipo generando juego y contagiando a sus compañeros. El campeón de la NBA tiene mucho baloncesto en sus manos como demuestran sus 21 puntos, 4 asistencias, además de una actitud contagiosa que le puede convertir en un jugador estrella de la competición y, sobre todo, entre su nueva afición. Mientras tanto, con ventajas siempre muy amplias y en constante aumento los minutos transcurrían placidamente para un Laboral Kutxa al que esta gran semana, con tres partidos en casa traducidos en victorias merecidas, le tiene que servir para creer en sí mismo. Al final del tercer cuarto 72-43 y al término del partido 87-67 en el triunfo más cómodo de la temporada, en un partido en el que anotaron todos los jugadores que saltaron al parqué excepto Diop, mientras que San Emeterio no jugó por precaución.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad