El Baskonia gana por fin fuera de casa

5 diciembre, 2014

El Baskonia rompió su maldición de visitante esta temporada y logró un balsámico primer triunfo en la cancha del Galatasaray, 82-89, que le enfila a la segunda fase de la Euroliga. En un duelo equilibrado y de infarto se sostuvo primero el Baskonia con las acciones de San Emeterio, 25 puntos, y 12 de Heurtel […]

El Baskonia rompió su maldición de visitante esta temporada y logró un balsámico primer triunfo en la cancha del Galatasaray, 82-89, que le enfila a la segunda fase de la Euroliga.

En un duelo equilibrado y de infarto se sostuvo primero el Baskonia con las acciones de San Emeterio, 25 puntos, y 12 de Heurtel durante 38 minutos. Encontró en los dos últimos a un Doron Perkins que, con el futuro incierto en Vitoria, hizo su último acto de servicio.

Desquició a Arroyo con su defensa y se permitió el lujo de anotar siete puntos seguidos que fueron los que hicieron posible el vital triunfo en el Abdi Ipecki, además de cerrar el duelo con una canasta inverosímil.

Al final los vitorianos no dieron la alternativa a su flamante fichaje Mike James que vio el partido desde el banquillo.

El Laboral Kutxa se encomendó al acierto de San Emeterio, con nueve puntos, para poner distancia en el marcador en los primeros seis minutos, 12-16.

Un tiempo muerto del técnico del Galatasaray sirvió para apretar las tuercas en defensa y se secó la producción ofensiva vitoriana con solo tres puntos más hasta el final del cuarto.

Un triple postrero de Arslan cerró el parcial de 9-3 que puso la máxima igualdad en el minuto diez, 19-19.

Los otomanos arrancaron el segundo periodo al ritmo que marcó Arroyo y con serios problemas para la defensa baskonista a la hora de frenarle.

Sus puntos y los de Erceg permitieron coger mínimas rentas al Galatasaray pero los vitorianos pudieron mantenerse al descanso con las acciones individuales de Heurtel, San Emeterio y Tillie, 38-39.

Arrancó con más ritmo la reanudación en un intercambio de canastas liderado por los triples de Bertans y un inspirado San Emeterio que adelantaron a los vitorianos, 53-60 minuto 27.

Pese al acierto de los locales Guler y Gonlum el Baskonia aguantó el tipo para llegar al final del tercer periodo por delante, 65-67, y jugarse el triunfo en diez minutos agónicos.

No logró despegarse el conjunto de Ibon Navarro pero tampoco permitió tomar la delantera a los otomanos y fueron las canastas individuales de Heurtel las que mantuvieron a los vitorianos a flote, 75-75 minuto 36.

Como en el partido del Buesa Arena la figura de Doron Perkins fue determinante en los minutos finales. Fue el secante de un imparable Arroyo hasta esos instantes y adornó su actuación con un robo de balón y siete puntos que permitieron despegarse a los baskonistas en el último minuto, 80-86, para amarrar el triunfo.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad