El Baskonia vuelve a tocar fondo

8 mayo, 2014

Un Laboral Kutxa errático firmó una sonrojante primera mitad y terminó cayendo frente a un diezmado Gipuzkoa Basket que logró ganar en Vitoria por primera vez en su historia. Tremendamente relajado salió el equipo y vio como el GBC daba primero con 3-12 en cinco minutos acompañado con una pitada importante por parte del público […]

Foto: Igor Martin (ACB Media)

Foto: Igor Martin (ACB Media)

Un Laboral Kutxa errático firmó una sonrojante primera mitad y terminó cayendo frente a un diezmado Gipuzkoa Basket que logró ganar en Vitoria por primera vez en su historia.

Tremendamente relajado salió el equipo y vio como el GBC daba primero con 3-12 en cinco minutos acompañado con una pitada importante por parte del público irritado con la flojísima imagen de su equipo. Hanley y Doblas dominaban la pintura ante un nulo Laboral Kutxa donde sólo Heurtel mostraba algo de actitud. 7-21 al termino de unos primeros diez minutos para borrar de la mente cuanto antes.

Desgraciadamente el panorama no fue a mejor con el cambio de cuarto. La diferencia alcanzó los 19, 7-26 y la sensación de apatía no cambiaba ni con las rotaciones. Scariolo se veía obligado a pedir otro tiempo muerto tras un contrataque terminado con una nueva canasta de Hanley (13 puntos en el puntos de cuatro con poca oposición defensiva) y el cabreo se tornaba en ironía con aplausos a las canastas visitantes y un vergonzoso 11-36 en 15 minutos. Salgado dominaba el partido a su antojo y Robinson daba muestras de su calidad, mientras en el Laboral Kutxa todos los jugadores parecían estar con la cabeza en otro sitio. En los últimos instantes el acierto exterior empezó a emerger y, por fin, se metían balones interiores buscando la superioridad de Pleiss pero al descanso el marcador seguía reflejando la superioridad visitante (21-40).

Baskonia salió más concentrado, no era dificil, del vestuario y con más circulación de balón. Fruto de ello anotaba con más regularidad pero no terminaba de ajustar detrás (29-47, min24). La cuarta falta del visitante Doblas dejaba muy damnificada la pintura del GBC con el joven Olaizola tratando de frenar a Pleiss pero Laboral Kutxa era incapaz de aprovecharlo. Se vivían entonces minutos de desacierto y poco baloncesto con el marcador inamovible (30-47, min26). Las rotaciones hacían mella en el GBC con los minutos de descanso de Salgado o Doblas, unido a las lesiones de Neto o Ramsdell, y una canasta de Nocioni reducía la diferencia a nueve (40-49, min29). Scariolo hoy no daba segundas oportunidades a los Jelinek, Hanga y cia... Y un triple de Winchester cerraba el tercer periodo con diez de diferencia (42-52).

Causeur tiraba del carro para intentar acercarse pero Gipuzkoa Basket siempre encontraba la manera de castigar las faltas de concentración o errores de una defensa baskonista poco intensa. En ataque, sorprendentemente, el equipo no buscaba a Pleiss emparejado con Doblas, y los nervios crecían por no rematar la remontada (49-57, min34). Un triple de Poeta ponía en cinco la diferencia y Salgado respondía. El italiano intentaba levantar al público con su actitud tratando de despertar al pabellón pero nuevamente Salgado apagaba los ánimos con otro triple (20 puntos del base de Santutxu). Baskonia remaba aprovechando el cansancio y nerviosismo de los visitantes y lograba ponerse a tres faltando un minuto (64-67). El conjunto gipuzkoano no falló desde el tiro libre y terminó llevándose un triunfo que le deja a tan sólo una victoria del Baskonia en la lucha por los playoffs.