El blusa que llegó de Suiza

8 agosto, 2014

Sebastian no sabe castellano, ni mucho menos Euskera. Sin embargo, desde el pasado martes se ha enfundado la blusa y las abarcas y disfruta de La Blanca en la cuadrilla de Blusas Los Martinikos. Sebastian es un monitor de skaut suizo de 19 años, y llegó a Vitoria el pasado domingo, tras conocer a otros […]

Sebastian, en el centro junto a dos Martinikos y compañeros skaut de San Viator

Sebastian, en el centro junto a dos Martinikos y compañeros skaut de San Viator

Sebastian no sabe castellano, ni mucho menos Euskera. Sin embargo, desde el pasado martes se ha enfundado la blusa y las abarcas y disfruta de La Blanca en la cuadrilla de Blusas Los Martinikos. Sebastian es un monitor de skaut suizo de 19 años, y llegó a Vitoria el pasado domingo, tras conocer a otros skaut de San Viator.

Antes había convivido con ellos en su campamento. Incluso realizó una caminata solitaria entre las faldas del Gorbea y el Anboto con la única compañía de su mochila. Tras su paso por la naturaleza alavesa, ahora disfruta de las Fiestas de La Blanca con ellos.

Sebastian ya había oído hablar de Celedón, pero para él entrar en una cuadrilla es evidentemente algo nuevo. Estos días quiere vivir de primera mano la fiesta de la que ya le habían hablado. Lo hace como un vitoriano más. Más allá de las trabas del idioma, ha conseguido integrarse a la perfección. Se comunica con el resto de la Cuadrilla generalmente en Inglés o en Italiano. Peró él vive en la parte alemana de Suiza. Ese es su idioma y por ello algún Martiniko también está aprovechando los paseíllos para practicar con él esta lengua. Que nadie se soprenda por tanto si en medio de los paseíllos escucha alemán, inglés o italiano.

Sebastián se ha ido aprendiendo también las diversas canciones que interpreta la Charanga Ojayo durante las kalejiras. Aunque no llega a saberse la letra de los temas, sí las ha ido adaptando en su cabeza, para bailarlas como si fuera, en definitiva, un auténtico VTV.