El colectivo LGTB condena la última agresión y critica el uso racista

16 julio, 2019

El colectivo LGTB ha insistido en que la violencia es estructural

El colectivo LGTB se ha concentrado este martes en la Virgen Blanca para denunciar la última agresión homófoba conocida. El colectivo ha insistido en "su más firme condena y repulsa", al tiempo que ha denunciado "el uso racista". Unos padres agredieron a su hijo al no aceptar ellos su condición sexual y la Diputación ha asumido la custodia.

"Nos repugna el uso racista que se hace de estos actos con la intención de poner el punto de mira en otras culturas o creencias, haciéndonos creer que el problema viene de fuera", han denunciado en el comunicado los portavoces del colectivo 'Transbollomarika'. "El odio no conoce etnias, culturas ni clases" e insisten en que la violencia LGTBI es estructural y se da en todos los ámbitos sociales.

De hecho han alertado de "los intentos de las fuerzas más reaccionarias que cuestionan la necesidad de la puesta en marcha de campañas educativas y concienciadoras".

"Hechos como los acontecidos demuestran que sigue siendo necesaria la formación y educación, la denuncia pública y el rechazo social". Y han recordado que "los sectores más LGTBIfóbicos están creciendo y muchos partidos no solo no los cuestionan, sino que no dudan en pactar con ellos".

En la concentración han estado presente representantes de todos los partidos de Ayuntamiento y Juntas Generales