Primark no reactiva las ventas en las tiendas de El Boulevard

19 marzo, 2013

El Boulevard celebrará en 2013 una década como referencia comercial de Vitoria. Lo hará en medio de una crisis económica que ha afectado también a los comerciantes ubicados en la galería comercial. 15 locales comerciales se encuentran ahora mismo cerrados y en los próximos meses podrían desaparecer algunas firmas más de El Boulevard. Al mismo […]

buleEl Boulevard celebrará en 2013 una década como referencia comercial de Vitoria. Lo hará en medio de una crisis económica que ha afectado también a los comerciantes ubicados en la galería comercial. 15 locales comerciales se encuentran ahora mismo cerrados y en los próximos meses podrían desaparecer algunas firmas más de El Boulevard. Al mismo tiempo, desde la Gerencia de El Boulevard vaticinan "un año interesante con la entrada de nuevos e importantes operadores". El Boulevard pertenece en la actualidad a Auxideico, empresa que en 2010 ING Real State vendió a ECE.

Quien ya se ha consolidado en El Boulevard es Primark, aunque la tienda de la cadena irlandesa se encuentra por debajo de las cifras de facturación esperadas inicialmente. Los bajos datos de ventas a lo largo de la semana no pueden ser compensados totalmente por la importante afluencia de clientes los sábados, lo que le ha llevado a una reducción de personal notable.

En la actualidad, tras la finalización de varios contratos temporales, son cerca de 100 las personas que trabajan en Primark, la mitad de los que empezaron en noviembre. Pero la mayoría de estos contratos son parciales, generalmente de 12 horas semanales para cubrir los días de mayor afluencia.

Y es que el viernes y sábado el Centro Comercial se llena de visitantes no sólo de Vitoria sino también de provincias limítrofes. Según la Gerencia de El Boulevard, la afluencia global de visitantes sigue en aumento: sólo en lo que llevamos de marzo el incremento de clientes que acceden al Centro es de un 7,6%.

El problema, según denuncian responsables de varias tiendas de la Galería Comercial, es que muchos de los que entran lo hacen "para pasear". La caída de las ventas es algo generalizado en la mayoría de las tiendas. De hecho algunos comercios reconocen que la llegada de Primark no les ha beneficiado, sino que incluso ha provocado una caída en sus ventas.

En los últimos meses son varias las tiendas que han echado la persiana. Las últimas fueron Waver, Vibo Viajes (con la quiebra global de la empresa) y Levis. Otras como Carlangas (de ropa infantil) cerrarán en las próximas semanas. En otros casos, como el de Abac, es hora de renovar los contratos, un periodo crítico para muchos operadores.

Los elevados alquileres del centro comercial son una traba para que los pequeños operadores renueven. Varios comercios se han dirigido directamente a la sede central de Auxideico (Propiedad de ECE Projektmanagement) para pedir una rebaja en los alquileres, algo a lo que la multinacional se niega.

Además, el Centro Comercial obliga a los comerciantes a reformar la tienda cada cinco o diez años, una traba añadida para los comercios más pequeños. Así las cosas, en la mayoría de establecimientos se ha reducido personal al mínimo necesario para mantenerse abiertos. Es una tendencia que, no obstante, también se vive en el corazón de Vitoria, y que persigue ahorrar al máximo en costes a costa de la atención al cliente.

Quienes no notan de momento ningún bajón son los establecimientos de hostelería. Pese a la desaparición de la bolera del Baskonia, en la última planta del centro muestran su optimismo por los datos de ventas en la mayoría de establecimientos. Una planta en la que, eso sí, hay media docena de locales cerrados. La sidrería, la heladería Humm, los locales de Akertxo, Duomos Pizza y el kiosko de venta de entradas de cine se encuentran ahora mismo cerrados en la segunda planta.

En la planta baja destaca el ala más cercana al parking, donde se acumulan varios cierres consecutivos, a la espera de la entrada de algún operador más grande.

Desde la Gerencia defienden que estos cierres son temporales y que son algo lógico en la tendencia de renovación continua del centro. Un centro que cumple en noviembre 10 años y que espera inaugurar en los próximos meses su nueva página web, inactiva al menos desde el pasado verano.