El escudo franquista aún es visible en las calles de Vitoria

22 abril, 2013

La Cruz de Olarizu también es considerado un símbolo franquista

El Pleno de Juntas Generales ha sacado adelante este lunes una nueva moción de reconocimiento a las víctimas del franquismo para pedir la retirada de los símbolos relacionados con el franquismo. En nuestra provincia son ya residuales los símbolos de la época franquista y en la mayoría de los casos pasan desapercibidos. Aunque para algunos resultan símbolos ofensivos, para otros son un reflejo de la historia.

En cualquier caso, la mayoría de calles con ideología franquista perdió su nombre hace ya décadas y el Monumento a los Caídos resulta ya un lejano recuerdo en lo que hoy es la Plaza Juan de Ayala. Pese a ello aún hay discusión por algunas nomenclaturas, como la propia Plaza de España, que adquirió ese nombre tras el golpe de Estado del 36, cuando se modificó el nombre anterior de la Plaza de la República. Al margen de estos nombres, algunos símbolos son aún visibles.

El símbolo más frecuente, el del yugo y las flechas del Ministerio de Vivienda, ha ido desapareciendo en los últimos años. Ese símbolo, que definía a las viviendas de protección oficial construidas en los años 60 y 70, se ha ido retirando de numerosos portales con las reformas que muchos de ellos están llevando a cabo. Una retirada que ha tenido más motivo estético que histórico en la mayoría de casos. Aún se puede ver, no obstante, en varios edificios construidos durante esa época, en la que Vitoria sufrió la mayor expansión urbanística y demográfica del siglo XX.

Al margen de estos símbolos, la Calle Olaguibel, en lo alto del antiguo Palacio de Justicia, deja ver también un escudo franquista. Un escudo que se asemeja (pero no es igual) al de los Reyes Católicos y que estuvo vigente hasta 1981. Es decir, en realidad no se trata de un escudo preconstitucional, sino que fue sustituido posteriormente. En este mismo edificio, en la otra torre, sí se puede observar el escudo actual de España, en el ala ocupada por la Subdelegación del Gobierno en Álava.

El llamado escudo del aguilucho o del águila de San Juan, con el lema “Una, grande, libre”, también sigue presidiendo una de las entradas laterales de la Catedral Nueva. Frente a los escudos de Álava y de Vitoria, el águila se mantiene en el lugar. La Catedral Nueva se comenzó a levantar en 1907 y que en 1969 inauguró el propio Franco junto a su mujer entrando al templo bajo palio. Sin embargo, casualidades de la vida, el primer gran acontecimiento que acogió la Catedral Nueva fue el funeral por los fallecidos el 3 de marzo. La Catedral Nueva será la protagonista este viernes en La Vitoria De Ayer.

En esa identificación de símbolos del franquismo también entra para muchos la cruz de Olarizu. Una cruz que preside el cerro desde 1956  y que rinde homenaje a varios sacerdotes fallecidos al inicio de la  Guerra Civil y cuya identidad se apropió el régimen. La placa colocada en el pedestal de la cruz está muy deteriorada y hoy apenas se recuerda su origen.

En realidad la mayoría de estos elementos pasa desapercibido para los vitorianos. Sin embargo, las asociaciones de la Memoria Histórica reclaman la retirada de éstos y el reconocimiento del daño causado entre 1939 y 1975.

 

Leer más...

Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. […] Juventudes Socialistas de Álava han vuelto a exigir en un comunicado la retirada de los símbolos franquistas que perduran en el Territorio Histórico. Una reclamación que hace suya también el alcalde de Iruña de […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad