El estanco centenario de la Virgen Blanca

26 agosto, 2022

Juan Carlos gestionará hasta 2040 el estanco que heredó de su madre y su abuela, en una esquina de la Virgen Blanca

Juan Carlos ha reabierto hace unas semanas en la Virgen Blanca el estanco que gestionó antes su madre Carmen, y antes su abuela Natividad Salinas. Natividad recibió el negocio de otra gestora anterior: un negocio centenario que ahora Juan Carlos gestionará por concesión municipal hasta 2040. El cierre del local se ha prolongado 11 meses por distintos trámites.

estanco virgen blanca juan carlos salinas

Juan Carlos, en su estanco de la Virgen Blanca

Es un local centenario, único en Vitoria-Gasteiz: es un pequeñísimo espacio propiedad del Ayuntamiento, que en su día otorgó en concesión a Natividad Salinas por un periodo de 100 años. Un quiosco ubicado en la vía pública, una especie en extinción que ha visto cómo otros espacio similares han ido cerrando con el tiempo. Pero el Estanco Salinas aún sobrevive, acurrucado en esta esquina.

Un local que sufre también el paso del tiempo: un estanco vive de la venta de tabaco y de sellos principalmente. Pero el negocio de hoy no es el de hace unos años: la venta de tabaco ha descendido, la de sellos es testimonial y del timbre y los cheques ya nadie se acuerda. "Cuando estaba mi abuela se vendían letras y mucho tabaco. Ahora ha bajado muchísimo. En aquella época se vendía mucho sello, timbres, cheques, letras de pago..." Ahora apenas se venden sellos: "A veces vendes alguno a gente de paso que quiere escribir una carta..."

estanco virgen blanca juan carlos salinas

Juan Carlos pasa el día en este pequeño espacio. Un local con un aspecto clásico: baldosas de piedra, mostrador clásico de madera y una estructura también de madera. Este espacio es historia viva de Vitoria-Gasteiz. Necesita una reforma pero antes Juan Carlos debe recuperar los ingresos perdidos en los últimos dos años: "Toca meter horas".

La pandemia y la posterior muerte de su madre ha lastrado mucho las ventas. Y es que el estanco ha estado 11 meses cerrado. Abrió en julio tras conseguir todos los permisos y los trámites necesarios para ello: traspaso de la concesión, nueva concesión del Comisionado del Mercado de Trabajo y otros trámites necesarios para gestionar un estanco en propiedad. Más allá del tabaco vende también pilas, chicles, postales, recargas de cigarrillos electrónicos...

Juan Carlos piensa ya en la reforma que tendrá que acometer en los próximos meses. También tendrá que instalar internet para facturar con Ticket Bai. Y es que el local es un espacio histórico de Vitoria-Gasteiz: una garita única que la ciudad tiene que cuidar.