El Gobierno Vasco pone horario a las lonjas juveniles y frena la regulación municipal

| 7 marzo, 2019

El Gobierno Vasco limita por primera vez el horario de las lonjas juveniles pero no atiende a ningún otro requisito

El Ayuntamiento ha anunciado este miércoles que deja “en stand-by” la regulación de lonjas juveniles. Lo hace tras la publicación de la nueva normativa del Gobierno Vasco. Una publicación que, por primera vez, limita a la 1 de la madrugada el horario de cierre de las lonjas juveniles de domingo a jueves y a las 2:30 viernes y sábados. De hecho, este horario podrá ampliarse como se hace con los bares en fechas especiales.

En realidad, aunque estos espacios no están regulados, el Gobierno Vasco lo equipara con circos, txokos, establecimientos hosteleros y otros espacios en lo que a horarios se refiere. La pregunta está en qué quiere decir con cierre: son espacios privados en los que los jóvenes permanecen en su interior.

Las lonjas son algo tradicional en Vitoria-Gasteiz entre la población de 14 a 30 años, aproximadamente. Gente joven que alquila locales en desuso como alternativa a estar en la calle o en los bares. Son espacios que el Ayuntamiento ha intentado regular para garantizar su seguridad y la de los vecinos, pero no lo ha conseguido por falta de consenso y por las dificultades para hacerlo cumplir.

Las lonjas son, en general, una opción que gusta a todos: a las familias porque saben dónde están sus hijos, a los menores porque tienen un lugar de reunión y a los propietarios de las viviendas porque dan algún uso a otras lonjas que, de otra forma, estarían vacías.

El Ayuntamiento se remite a la guía publicada hace unos años, con Súper Lonjez. Es una Guía de recomendaciones para lonjas juveniles que recoge el espíritu inicial del borrador de ordenanza y que ha sido trabajada tanto a nivel técnico, como asociativo, como de jóvenes y propietarios. Además, el Ayuntamiento se plantea hacer revisiones de la misma para ir incluyendo nuevas recomendaciones. El objetivo sigue siendo la convivencia segura y respetuosa entre todos los agentes, empezando entre las propias personas jóvenes.

El Síndico ya difundió en su día un borrador de ordenanza, que fue bien visto por muchos. Pero el nuevo reglamento del Gobierno Vasco deja todo “en stand-by”. “Las novedades de la legislación marco impedirían una desarrollo de la ordenanza tal y como había sido acordada con colectivos jóvenes y grupos municipales”, asegura el Ayuntamiento.

Gazalbide, Zaramaga, Arana, Aranbizkarra, Adurtza o San Martín son los barrios en los que se acumulan más lonjas juveniles.

  • El proyecto de ordenanza

Según el borrador presentado en su día por el Síndico, las condiciones mínimas que se exigen a cada local son la existencia de instalación eléctrica con certificado para baja tensión, una toma de agua con su contador individualpara asegurar la higiene y el consumo y un aseo dotado como mínimo de lavabo e inodoro.

Al menos debería tener un extintor de eficacia mínima 21A-113B, con el contrato de mantenimiento vigente. También debe haber una luz de emergencia sobre la puerta de salida, aunque dependiendo del tamaño del local se puede exigir también alguna otra. Respecto al forjado y techo del local, no se permiten huecos, ranuras o aberturas a los locales colindantes. Además las tuberías de gas que discurran por la lonja deberán ir protegidas.

Estos locales deben tener acceso directo a la calle, y no podrán tener acceso por el portal. El mecanismo de apertura de la puerta de acceso será de fácil maniobra (tipo manilla, barra antipánico). No se permiten cierres por el canto de la puerta o similar. La puerta de salida se deberá mantener siempre practicable, esto es, que cuando haya personas en el interior del local, estas puedan salir sin necesidad de usar llave.

Queda prohibido el uso de cocina, y solo se permite instalar un Office, que podrá estar provisto de frigorífico, encimera de trabajo, fregadero y microondas.

El local debe tener ventilación adecuada, ya sea natural, ventanas, o forzada, mediante extractores, ventiladores, u otros aparatos mecánicos. En cuanto al aforo será de 1 persona por cada 2 m² de local.

  • 50% tiene o ha tenido lonja

Según un estudio de 2016 el 20,3% de la juventud de Euskadi de entre 15 y 29 años participa en alguna lonja o local juvenil. Y otro 29,6% señala que anteriormente “fue miembro, pero ya no”

La pertenencia actual a lonjas y locales es más frecuente en el colectivo de 15 a 19 años (28,0%) y va descendiendo a medida que se incrementa la edad, de modo que entre quienes tienen de 25 a 29 años el porcentaje disminuye hasta el 10,9%. Es más, a partir de los 20 años son más quienes dicen haber sido miembros en el pasado que quienes lo son en el presente.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad