Advertisement
Advertisement

El Hospital de los Animales de Mártioda cumple 40 años

3 octubre, 2015

Hay quien recordará al oso Pecas o al mono Patxi. Fueron dos de los animales que tenía, hace más de dos décadas, el Centro de Mártioda. En aquel entonces ese Arca de Noé era un mini zoo que hace tiempo que cerró sus puertas a las visitas. Desde hace más de 10 años esa casona a los […]

buitresHay quien recordará al oso Pecas o al mono Patxi. Fueron dos de los animales que tenía, hace más de dos décadas, el Centro de Mártioda. En aquel entonces ese Arca de Noé era un mini zoo que hace tiempo que cerró sus puertas a las visitas. Desde hace más de 10 años esa casona a los pies de la Sierra de Badaya se ha convertido en un hospital para los animales silvestres que habitan nuestra provincia.

El Centro de Recuperación de Fauna de Mártioda, del Departamento foral de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Álava, abrirá sus puertas a la ciudadanía para dar a conocer in situ su trabajo de cuidado, mantenimiento y recuperación de fauna silvestre.

aguiluchoLas puertas abiertas tendrán lugar el próximo fin de semana (3 y 4 de octubre) y acogerán visitas desde las 10:30 hasta las 12:30 horas, previa cita telefónica en el teléfono 945 181843.

Tras cuatro décadas, han pasado por sus instalaciones más de 11.500 ejemplares, el 60% de ellas aves –sobre todo rapaces y acuáticas- y también reptiles (24%) y mamíferos (14%). En la actualidad, se recoge una media de 600 animales al año de más de un centenar de especies diferentes.
Quienes se acerquen a Mártioda este fin de semana podrán recorrer las instalaciones y conocer el trabajo que realiza día a día el personal técnico del centro. Asimismo, se encontrarán, entre otras especies, con un cernícalo recuperado tras ser criado en cautividad, un buitre atropellado y varias rapaces nocturnas. Además, podrán visitar la balsa en la que se suelta a los galápagos exóticos y podrán conocer la diferencia entre esta especie y la autóctona.
Las principales causas de ingreso son no naturales, tales como atropellos, cautividad de las especies, disparos, expolio de nidos, envenenamientos o choques con tendidos eléctricos. Aunque también hay causas naturales, como es el caso de caídas de pollos desde su nido, cachorros huérfanos o incluso enfermedades naturales.
Los animales recuperados son liberados en el medio natural con criterios ecológicos. Normalmente, es el propio personal del centro el que se desplaza hasta el lugar más adecuado para la supervivencia del animal.
Llama la atención que la mayoría de los avisos de animales heridos (casi un 75%) llega por llamadas particulares, lo que demuestra la cada vez mayor conciencia social de la sociedad alavesa. No obstante, existe aún una importante tarea de sensibilización contra la compra de animales exóticos, cuya suelta en la naturaleza, a menudo, pone en riesgo de las especies autóctonas.
Como novedad, el Centro de Recuperación de Fauna de Mártioda está a punto de estrenar un nuevo voladero de 500 metros, para facilitar el vuelo y la rehabilitación de las aves.
Animales que están actualmente recuperándose en el Centro de Recuperación de Fauna de Mártioda
• 1 cernícalo vulgar de Oyón (que entró el año pasado con plumaje tan deteriorado que ha habido que esperar a muda natural. Ya ha mudado el plumaje y está cazando. Es el que liberaremos el 2 de octubre)
• 2 lechuzas (2 pollos de Buruaga, que entraron caídos de nido y ya están cazando)
• 1 hembra de ánade azulón (Ingresada en 2014 e irrecuperable por fractura de ala que le incapacita para el vuelo. La mantenemos como madre adoptiva para las nidadas de patitos de azulón que ingresan todas las primaveras)
• 1 garza real (La rescataron los bomberos de Vitoria-Gasteiz del rio Ebro, en Labastida. Estaba enganchada en un hilo de pita y tenía el ala luxada. Actualmente está en la UVI).
• 1 urraca: (vino el año pasado de Abetxuko, con plumas de un ala cortadas a tijera. Ha estado todo el año esperando a que mude de forma natural para completar el plumaje)
• 3 buitres leonados (fueron ingresados en agosto –fecha habitual en que los pollos hacen sus primeros vuelos)
o Recogido de Salinillas de Buradón tras ser atropellado. Presentaba fractura de fémur. Ha sido intervenido quirúrgicamente.
o Recogido en Altube tras ser atropellado. Presentaba fractura de tibio-tarso. Ha sido intervenido quirúrgicamente.
o Recogido en Otxandio. Fue ingresado por debilidad tras varios días desorientado sin volar ni comer.
• 1 ratonero. (Recogido en Santa Cruz del Fierro con el ala ala derecha rota). Hoy en voladero musculación.
• 1 tejona: (Cachorro recogido en Erentxun en junio junto a la carretera, con heridas y parálisis de tercio trasero. Recuperada. Lista para soltar en otoño).
• 1 gorrión (Es un pollo de este año, con plumaje muy deficiente por mala alimentación en nido)
• 2 erizos
o Uno ingresado hace una semana procedente del parque de Arriaga, que ha estado en observación, ha ganado peso y está listo para liberar
o El otro ingresado en agosto procedente de Gamarra, tuerto y con diversas heridas. Sigue en recuperación.
• 1 gaviota patiamarilla (Ingresada en julio. La trajeron desde Castro Urdiales cuando cayó a la carretera desde su nido).
• 2 lechuzas (2 nuevos pollos de lechuza recogidos esta semana en Arkaia y Argómaniz, por hipotermina y contusión en el ala, respectivamente).
• 1 somormujo lavanco joven (Recogido ayer de Barrundia. Presenta traumatismo, con herida profunda en musculatura, con exposición del húmero).
• 1 galápago europeo (Procede de 15 años de cautividad originario de Salamaca. Estamos en conversación con herpetólogos valorando posible “repatriación”).
• 1 galápago leproso (Recogido muy débil en una fuente urbana de Bizkaia. Está ganando peso).

espatulaPero Martioda no sólo es un hospital para aves. El centro también atiende a zorros, comadrejas, erizos, corzos, ciervos o jabalíes, entre otros. Especies todas ellas propias de nuestro territorio, que son posteriormente liberadas de nuevo en el mismo lugar en que fueron encontradas, muchas veces en presencia de la misma persona que llevó a Mártioda a esos ejemplares.

El centro también se encarga de otros animales, los que no corresponden a la fauna alavesa y han sido introducidos por el hombre. Es el caso de Visón Americano, una auténtica amenaza para el Europeo. En Martioda se sacrifican estos animales, mientras que los visones europeos son registrados y posteriormente liberados de nuevo. En el caso de serpientes, tortugas u otros animales exóticos, su destino final está en Centros Especiales, donde serán exhibidos o permanecerán aislados, para evitar posibles problemas en la naturaleza.