El huevo frito congelado alavés se venderá en una gran cadena mundial de hamburguesas

18 mayo, 2016

800 restaurantes de toda la península venderán desde junio la nueva hamburguesa, aunque el proyecto contempla la ampliación a toda Europa

Presentación del Huevo frito congelado en 2014

Presentación del Huevo frito congelado en 2014

El huevo frito ultracongelado 'made in Álava' se venderá desde junio en una de las grandes cadenas de hamburguesas del mundo. La empresa alavesa creada por Javier Izuel ha cerrado un contrato con la división europea de esta gran cadena norteamericana para suministrar, durante los próximos dos meses, 1,5 millones de huevos fritos.

Hasta ahora las cadenas de fast food no incorporaban el huevo frito en sus platos por cuestiones sanitarias: De hecho desde 2011 está prohibido el uso del huevo-cáscara en cocina salvo para consumo inmediato. El avance anunciado hace dos años por Javier Izuel soluciona este problema, y permite añadir un nuevo ingrediente a las tradicionales hamburguesas.

Esta nueva hamburguesa con huevo frito se pondrá a la venta en junio, y ha obligado a Food Service a contratar a 22 personas en su planta de Vitoria-Gasteiz, que está trabajando a todo tren. Los huevos son, además, de origen alavés, procedentes de gallinas de granjas alavesas: "Cada día recibimos 20.000 huevos", comenta Izuel, que aclara que todos sus proveedores e ingredientes, salvo el aceite de oliva, son de origen alavés.

Son días de máximo ajetreo en Food Service: antes del lanzamiento de la campaña en los medios es necesario que todos los restaurantes de la marca tengan el producto. La cuenta atrás ya está en marcha y el pasado lunes entregaban los primeros 256.000 huevos ultracongelados.

En los últimos meses la empresa Food Service se ha tenido que adaptar a las exigencias de esta gran multinacional, que cuenta con cientos de restaurantes en España y otros tres en Vitoria-Gasteiz. Su normativa y requerimientos sanitarios son más exigentes que la normativa estándar, en la búsqueda del máximo control de los productos que se venden en estos restaurantes. El contrato también impide a Izuel concretar el nombre de la cadena.

El proyecto del huevo frito ultracongelado ha sido, desde los inicios, el gran reto de Javier Izuel, y tras su presentación en 2014 ha luchado por vender el producto en la hostelería. Su transformación en proveedor para esta gran multinacional supone un paso adelante para rentabilizar la inversión realizada. Izuel también ha criticado la ausencia de ayudas institucionales para su proyecto, al no encajar con las diferentes líneas de subvenciones existentes, más enfocadas siempre a los avances tecnológicos.

  • ¿Cómo es el huevo frito ultracongelado?

El producto está ultracongelado y se descongela y calienta en cuatro minutos en un horno de vapor. El huevo es un producto ultracongelado, que permite conseguir una textura de huevo recién frito, con una yema no líquida pero sí cremosa.

“La clara tiene un 98.5% de agua y la yema es proteína pura y, aunque en teoría no se puede congelar, yo me empeñé en buscar la solución”. El objetivo se ha conseguido tras numerosas investigaciones y muchos años buscando algo que parecía imposible: “Hay una montaña rusa de oscilaciones de temperaturas y, una vez que el huevo está descongelado, tiene una vida útil de 24 horas”. Además todos los huevos fritos tienen la misma textura y son exactamente iguales, según destacaba en su presentación Javier Izuel.