El Monumento a los Caídos “por Dios, España y su revolución Nacional-Sindicalista”

22 mayo, 2013

Vitoria también contó con dos monumentos erigidos por el bando franquista para honrar a sus víctimas

Vitoria cuenta desde hace menos de 4 años con un monumento de homenaje a las víctimas del franquismo. El pasado mes de septiembre de 2009 se instaló en la trasera de la Diputación el llamado Bosque de la Luz, en el que además hay una pantalla con los nombres de los represaliados por el Franquismo. El bosque constituye el primer homenaje que se rinde a los que, durante 36 años sufrieron la persecución del régimen por sus ideas políticas.

Pero mucho antes, hasta inicios de los 80, Vitoria contó con un monumento erigido a los “caídos”, como cualquier otra ciudad y pueblo de España. En realidad fueron dos monumentos diferentes. El monumento a los caídos es uno de los símbolos con los que el régimen franquista quiso rendir homenaje a los que fallecieron en la Guerra Civil habiendo luchado en el llamado bando nacional o golpista. La gran mayoría de estos monumentos han desaparecido, aunque aún se conservan algunos otros entre los que destaca el llamado Valle de los Caídos.

Estos monumentos o placas estaban ubicados en las iglesias de los pueblos o en lugares destacados de las ciudades. En el caso de Vitoria, la ubicación original estuvo entre el Banco de España y el Gobierno Civil de Álava. Ahí, a los pies de las escaleras que llevan hasta la Calle Cuchillería, se levantaba una cruz de marmol, junto a una pared en la que se podían leer los fallecidos en el bando golpista, bajo un lema: “Caídos por Dios, España y su revolución Nacional-Sindicalista”. Este monumento de homenaje sólo hacía referencia a las víctimas del bando vencedor. De los republicanos apenas se decía nada.

Pocos años después de la Guerra Civil el Monumento a los Caídos se trasladó a lo que hoy es la Plaza Juan de Ayala. Aquí el tamaño de la obra se multiplicó e, incluso, se modernizó. Eso sí, el monumento seguía haciendo referencia únicamente a las víctimas de un bando. Junto a la Escuela de Artes y Oficios se colocó una gran cruz, de una altura algo inferior a las actuales fuentes-columna. Entre la cruz y la fachada se colocó un pequeño muro, con formas circulares y que dotaba a ese monumento de un aire más informal.

Aún hoy el Perfil de Juan de Ayala hace reconocible el lugar. Sin embargo, tras el derribo del monumento a los Caídos el jardín se sustituyó por numerosas fuentes. Y el monumento fue relevado por dos grandes fuentes-columna que se miran frente a frente.

3 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Iker dice:

    Asique en esta ciudad se pueden memorar a las victimas del franquismo pero no a las del comunismo?

    Este es el doble rasero sectario de la izquierda totalitaria que nos gobierna.

  2. Manu dice:

    Parecido muy razonable en 1 párrafo, y 2 párrafos casi iguales.. Quien fue antes, el huevo o la gallina?
    https://vitoria-antesyahora.blogspot.com/2017/08/25-plaza-juan-de-ayala.html

    • Gasteiz Hoy dice:

      Hola Manu,

      Como puedes apreciar en el enlace que publicas, el autor de ese blog cogió el texto de esta página. Así aparece reflejado en dicho blog.

      Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad