Mujeres feministas se enfrentan a los antiabortistas

7 octubre, 2022

Varias mujeres han plantado cara a las personas que en los últimos días acosan a las mujeres que pretenden abortar en la clínica de la Calle Rioja

Mugimendu Feminista se ha enfrentado este viernes a las antiabortistas que acosan a una clínica de Vitoria. Varias mujeres han acudido este viernes a protestar frente a las antiabortistas que siguen con las concentraciones frente a la Clínica Askabide. Las contramanifestantes han exhibido una pancarta que decía: "Nuestro cuerpo, nuestra decisión. Fuera rosarios de nuestros ovarios".

El grupo de mujeres femninistas se ha enfrentado a las únicas tres personas que había en la concentración antiabortista, frente a la iglesia de desamparados. Las antiabortistas rezan y portan mensajes que dicen: "No estás sola, estamos aquí para ayudarte". Más allá del mensaje, su intención es presionar a mujeres que toman la decisión de abortar. Una presión para que sientan la culpa de abortar en un momento de gran tensión emocional para alguien que decide interrumpir el embarazo.

El enfrentamiento verbal entre Mugimendu Feminista y antiabortistas ha concluido con varias mujeres de Mugimendu Feminista identificadas: "La criminalización del Movimiento Feminista prosigue", ha denunciado Mugimendu Feminista a través de Twitter.

antiabortistas feminista

Foto de Mugimendu Feminista

Las antiabortistas han tenido que abandonar su ubicación inicial esta semana, frente a la clínica Askabide, para cumplir con la nueva normativa. Una clínica que, entre muchos otros servicios, facilita también abortos. Un juzgado de San Sebastián ya ha prohibido estos escraches, y en Vitoria la clínica también ha denunciado ante los juzgados y he reclamado la prohibición de estos escraches.

Este lunes Askabide denunció la pasividad policial por estos escraches, e incluso el portavoz del Gobierno Vasco defendió que no estaban haciendo nada ilegal. Sin embargo, horas después Ertzaintza obligó a estas personas a concentrarse unos metros más allá, y no en la Calle Rioja.