El parking de San Martín deja ver su esqueleto

25 abril, 2013

El aparcamiento subterráneo de San Martín deja ya ver su futura estructura. Las obras de construcción del parking y del nuevo edificio de oficinas municipales avanzan según lo previsto, y ya son visibles las tres plantas subterráneas. Además, también es visible una de las dos grandes grúas que ayudarán a levantar el edificio, con forma […]

20130425-185141.jpg

El aparcamiento subterráneo de San Martín deja ya ver su futura estructura. Las obras de construcción del parking y del nuevo edificio de oficinas municipales avanzan según lo previsto, y ya son visibles las tres plantas subterráneas. Además, también es visible una de las dos grandes grúas que ayudarán a levantar el edificio, con forma de almendra medieval.

Lepazar, la sociedad formada por las empresas alavesas Lagunketa, Zikotz, Pérez de San Román y Giroa, ha movido hasta la fecha 85.000 metros cúbicos de tierra, y ya ha concluido con la cimentación para la habilitación de 395 plazas de aparcamiento. Los trabajos actuales se centran en la colocación de la estructura prefabricada, los muros y las vigas del aparcamiento, y se espera que para el verano esté finalizada por completo la estructura.

Al mismo tiempo, junto al aparcamiento subterráneo se ha concluido ya la excavación de la parcela para cimentar el nuevo edificio de oficinas. En ese lugar se ha colocado ya la primera de las dos grandes grúas necesarias para levantar el edificio. Al igual que sucede con el aparcamiento, desde Lepazar aseguran que "se están cumpliendo escrupulosamente los plazos previstos, por lo que este verano se llegará a la cota cero del edificio, y en enero de 2014 se podrá ver ya la estructura del edificio".

El edificio, con forma de almendra medieval, podrá acoger hasta 600 funcionarios, que contará con planta baja y cuatro alturas. En su construcción se buscará la sostenibilidad energética y convertirá la zona en un nuevo foco de centralidad.

Hay que recordar que este edificio será propiedad de Lepazar, a quien el Ayuntamiento pagará posteriormente un alquiler anual. El edificio de oficinas estará finalizado en 2015, mientras que el aparcamiento podrá estar acabado a finales de este mismo 2013.

Las constructoras han intentado minimizar los problemas de suciedad y de ruido derivados de la obra, aunque siempre son inevitables algunas pequeñas molestias, la mayor de ellas derivada de la desaparición del aparcamiento en superficie.