El pesimismo contagia a las empresas alavesas

4 octubre, 2022

El aumento de costes energéticos y de materias primas lastra a las empresas de Álava

Pesimismo e incertidumbre: eso es lo que se respira en la economía alavesa con el inicio del nuevo curso. SEA ha publicado un informe en el más de la mitad de empresas teme que 2022 sea "similar o peor" que 2021. Aunque el empleo ha aumentado en 2022, también ha aumentado de forma importante el coste de aprovisionamiento: una media del 18% para el 87% de las empresas alavesas.

El aumento del precio de las materias primas y la energía afecta a las empresas del territorio histórico. Como consecuencia, la rentabilidad ha descendido para la mayoría cerca de un 16%. Este aumento de costes lleva también a un estancamiento del mercado. Así lo han detectado el 53% de las empresas. Y las previsiones son aún peores.

SEA urge a "buscar fórmulas para abaratar los imprescindibles aprovisionamientos para poder así garantizar la estabilidad empresarial a medio y largo plazo". Las 200 empresas que han participado en este último sondeo de SEA certifican el pesimismo.

Ante este escenario, SEA reclama bonificar los costes energéticos y reducir la fiscalidad. Y también quiere nuevos programas de ayudas para hacer frente a las necesidades de las empresas que más se están viendo afectadas por la situación actual.

Ver informe completo