El PNV presenta 206 enmiendas parciales al presupuesto

4 diciembre, 2014

El PNV propone reformar San Ignacio de Loyola y construir numerosos equipamientos en Salburua y Zabalgana

La falta de acuerdo entre el PP y el PNV ha llevado a los jeltzales a presentar 206 enmiendas parciales al presupuesto municipal, pese a que también han presentado una enmienda a la totalidad. Urtaran denuncia que el PP ni siquiera ha cumplido con el presupuesto para este año 2014, una condición de partida básica para negociar las cuentas de 2015.

Urtaran aboga por un presupuesto alternativo, que se centra en tres ejes básicos: "la promoción de la actividad industrial y del resto de sectores económicos, las inversiones en los barrios y la recuperación de los servicios públicos a la ciudadanía para garantizar nuestra calidad de vida". Para desarrollar estos tres ejes, el PNV plantea el cambio de destino de casi 20 millones de euros del proyecto presupuestario.

Entrando al detalle de las enmiendas parciales, el Grupo Nacionalista plantea incorporar más de 3 millones de euros de gasto adicional a las políticas orientadas al apoyo a la industria, la promoción económica y la promoción del empleo. Urtaran propone duplicar el montante económico del Plan de Industria hasta cifrarlo en un millón de euros y plantea nuevos programas de dinamización económica como los de atracción del talento, networking, formación en smartcities o impulso a la actividad comercial. Con las aportaciones de EAJ-PNV, la mejora del presupuesto en las áreas de Promoción Económica y Promoción del Empleo se cifra en el 17,4 y el 16,5% respectivamente.

Otro importante bloque en enmiendas es el relativo a las inversiones en barrios, con un montante de 7.500.000 euros. Urtaran considera imprescindible el rescate del Plan de Equipamientos y Servicios tras las sucesivas demoras del equipo de gobierno en su ejecución. Para ello, plantea invertir 2.510.000 euros en el desarrollo de todas las infraestructuras pendientes en los nuevos barrios. En este sentido, el PNV propone la construcción del campo de futbol y rugby de Zabalgana (600.000 €), los dos agoraespace pendientes en Salburua (360.000€), el campo de futbol para este mismo barrio (500.000€), el frontón cubierto de Zabalgana (750.000€), así como la pista de trial y los huertos urbanos previstos en Salburua. “Hay una cuenta pendiente con los nuevos barrios que el alcalde no puede ignorar en el Presupuesto para el próximo año. Las 35.000 personas que viven al este y oeste de Vitoria-Gasteiz tienen derecho a la misma calidad de vida que el resto de la ciudad. Sus demandas no pueden esperar más”, ha afirmado el líder de la oposición. “No somos ajenos a las necesidades educativas y por eso, seguimos insistiendo en que el Ayuntamiento ponga a disposición del Gobierno Vasco el suelo necesario para desarrollar estas infraestructuras. Y que el Gobierno Vasco actúe con la mayor diligencia posible para ponerlas en marcha cuanto antes”, ha añadido.

Calle San ignacioParalelamente, el Grupo Nacionalista propone quintuplicar el esfuerzo inversor en los barrios de oro (de 500.000 a 2.500.000 euros) e incorpora un proyecto específico para la calle San Ignacio de Loyola valorado en un millón de euros. A esto se suma el incremento de las partidas presupuestarias de inversiones a determinar por el vecindario (de 1.000.000 a 2.000.000 euros) y el Plan Director de inversiones en el espacio público (que pasa de 2.000.000 euros a 3.000.000).

A esto se suma un mayor esfuerzo inversor en mantenimiento de edificios municipales, para lo que el PNV propone incrementar el presupuesto en 1.625.000 euros. Destacan en este campo el medio millón de euros adicional para los edificios escolares, 400.000 euros para un plan específico destinado a las escuelas infantiles municipales y otros 300.000 euros más para mantenimiento de edificios municipales (una partida que vería duplicada su cuantía).

Por último, el tercer eje básico de las enmiendas parciales del Partido Nacionalista Vasco al proyecto presupuestario para 2015 es el relativo a la recuperación de servicios públicos para garantizar la calidad de vida de la ciudadanía. Para ello, Gorka Urtaran, plantea incorporar al presupuesto municipal más de 3 millones y medio de euros destinados a la creación de nuevos programas y la mejora de los existentes en las áreas de servicios a la ciudadanía, educación, cultura, juventud y servicios sociales. Además de esto, se recuperan se recuperan las políticas del Cooperación al Desarrollo, santo y seña de la solidaridad de los gasteiztarras con los pueblos más pobres del mundo”

En cuanto a la financiación de las propuestas económicas recogidas en sus enmiendas, el PNV descarta todo el reparto de dividendos de AMVISA propuesto por el PP para evitar poner en riesgo su capacidad financiera e impedir un proceso de descapitalización que sería la antesala de su privatización. En compensación, el Grupo Nacionalista plantea nuevos ingresos provenientes de la venta de plazas de garaje, un reparto de dividendos de GILSA procedente de la venta a Mercadona de terrenos de Jundiz, una mayor recaudación del impuesto de Plusvalías (5 millones provenientes de una previsión de ingresos similar a la de 2014 y la venta del Centro Comercial Boulevard), un incremento del 1’7% en el FOFEL y, por último, una aportación del gobierno de Madrid cifrada en 9 millones para compensar, al menos en una pequeña parte, los 100 millones de euros que Vitoria-Gasteiz pierde anualmente en el balance del Cupo.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad