El PSE propone no cortar el agua a personas que no puedan pagarlo

19 abril, 2014

El Grupo Municipal Socialista propondrá la elaboración de un nuevo protocolo en AMVISA para evitar el corte de agua y garantizar su suministro a las personas y familias que no pueden pagar sus recibos debido a una “precaria situación económica”. Serán los servicios sociales quienes deberán avalar esta situación y certificar que estos abonados no tienen recursos ni disponen de […]

amvisaEl Grupo Municipal Socialista propondrá la elaboración de un nuevo protocolo en AMVISA para evitar el corte de agua y garantizar su suministro a las personas y familias que no pueden pagar sus recibos debido a una “precaria situación económica”. Serán los servicios sociales quienes deberán avalar esta situación y certificar que estos abonados no tienen recursos ni disponen de ayudas para hacer frente a los pagos.

“Lo que estamos proponiendo es un procedimiento garantista para evitar que una persona en grave situación económica vea cortada el agua. Con este nuevo protocolo, también evitaremos que haya gente que al socaire de la crisis se aproveche de la actual regulación de AMVISA para no pagar, aun disponiendo de recursos”, ha anunciado el portavoz socialista Patxi Lazcoz.

La iniciativa del PSE-EE establece que, antes de iniciar el procedimiento del corte de suministro, AMVISA informe a los afectados de la posibilidad de recurrir a los servicios sociales “para gestionar alguna ayuda” o al departamento de Hacienda “para negociar el aplazamiento o fraccionamiento de la deuda”.

A raíz de estos contactos, “serán los servicios sociales quienes den la voz de alarma a AMVISA de que existe una situación económica en precario que impide el pago de la factura del agua, con lo que se procedería de manera inmediata a la paralización de la tramitación del corte del suministro”, ha explicado el concejal Peio López de Munain.

La propuesta socialista también contempla la creación de un fondo social en AMVISA para hacer frente a esta situación en aquellos casos en los que las familias afectadas incumplen alguno de los requisitos que dan derecho a percibir algún tipo de ayuda.

“No estamos haciendo caridad, sino aportando soluciones a un problema que puede ser grave”, ha asegurado López de Munain. “Lo que estamos planteando es la disposición del Ayuntamiento a que no se produzcan cortes de agua por impago en aquellos casos de extrema necesidad. Queremos restar angustia a las familias que no llegan a final de mes y asumir como institución la responsabilidad que tenemos de garantizar un mínimo bienestar y calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas”.

Según datos de la Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento, al año se tramitan más de 500.000 avisos de corte de los que se llegan a ejecutar un 60%, es decir, 300.000. “Estamos ante otra de las manifestaciones de la crisis que está llevando a cientos de familias a una situación de angustia total, de pérdida de servicios, de derechos y finalmente a una pérdida de su dignidad como personas”, ha alertado Patxi Lazcoz, portavoz del Grupo Municipal Socialista.

Para hacer frente a esta problemática, ciudades como Barcelona han oficializado ya protocolos para evitar el corte del suministro de agua a las personas y familias en peor situación económica.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad