El PSE vuelve a reclamar la eliminación de los símbolos franquistas en Vitoria-Gasteiz

| 25 noviembre, 2015

El escudo franquista de la Catedral Nueva se cubrió coincidiendo con la beatificación de Pedro Asúa

escudo2El PSE-EE solicitará en el Pleno del próximo viernes la reactivación del grupo de trabajo para la recuperación de la Memoria Histórica de las víctimas del franquismo, puesto en marcha la pasada legislatura pero inactivo desde hace varios meses. El Grupo Municipal Socialista cree que el Ayuntamiento “debe retirar cuanto antes la simbología del régimen franquista todavía presente en nuestra ciudad y además recordar a sus víctimas”, explica su portavoz Peio López de Munain.

Con este cometido la pasada legislatura se creó un foro de representantes políticos, historiadores y agentes sociales que abordó cuestiones como la retirada de símbolos franquistas de edificios de Vitoria, la intervención sobre los cargos honoríficos y calles con denominación franquista o la elaboración de un censo oficial de víctimas del régimen. “El grupo hizo un buen trabajo aunque quedó inconcluso por el cambio de Gobierno. Creemos que ahora es el momento de retomar su actividad de tal manera que en el plazo de cinco meses podamos presentar las conclusiones que nos permitan poner en marcha las medidas más oportunas”.

El símbolo más frecuente, el del yugo y las flechas del Ministerio de Vivienda, ha ido desapareciendo en los últimos años. Ese símbolo, que definía a las viviendas de protección oficial construidas en los años 60 y 70, se ha ido retirando de numerosos portales con las reformas que muchos de ellos están llevando a cabo. Una retirada que ha tenido más motivo estético que histórico en la mayoría de casos. Aún se puede ver, no obstante, en varios edificios construidos durante esa época, en la que Vitoria sufrió la mayor expansión urbanística y demográfica del siglo XX.

Al margen de estos símbolos, la Calle Olaguibel, en lo alto del antiguo Palacio de Justicia, deja ver también un escudo franquista. Un escudo que se asemeja (pero no es igual) al de los Reyes Católicos y que estuvo vigente hasta 1981. Es decir, en realidad no se trata de un escudo preconstitucional, sino que fue sustituido posteriormente. En este mismo edificio, en la otra torre, sí se puede observar el escudo actual de España, en el ala ocupada por la Subdelegación del Gobierno en Álava.

El llamado escudo del aguilucho o del águila de San Juan, con el lema “Una, grande, libre”, también sigue presidiendo una de las entradas laterales de la Catedral Nueva, aunque coincidiendo con la beatificación de Pedro Asua fue tapado con una lona. La Catedral Nueva se comenzó a levantar en 1907 y en 1969 inauguró el propio Franco junto a su mujer entrando al templo bajo palio. Sin embargo, casualidades de la vida, el primer gran acontecimiento que acogió la Catedral Nueva fue el funeral por los fallecidos el 3 de marzo.

En esa identificación de símbolos del franquismo también entra para muchos la cruz de Olarizu. Una cruz que preside el cerro desde 1956  y que rinde homenaje a varios sacerdotes fallecidos al inicio de la  Guerra Civil y cuya identidad se apropió el régimen. La placa colocada en el pedestal de la cruz está muy deteriorada y hoy apenas se recuerda su origen.

Con su iniciativa, el Grupo Socialista también quiere avanzar en la aplicación de la Ley de Memoria Histórica aprobada por el Congreso de los Diputados el 31 de Octubre del 2007, “por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil Española y la dictadura del régimen franquista”, concluye Peio López de Munain.


Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. JUAN ORMAECHEA MONTERO dice:

    LA INQUISICIÓN CONTEMPORÁNEA
    Hay seres humano que no toleran la frustración, la aceptación de esta, sería para ellos la eliminación, el estrago de la imagen que tiene de sí mismo como los únicos y auténticos protectores de la verdad única. Existe excesivo riesgo para ellos, incluida la pérdida de su personalidad como ser, para ello llegan a recurrir a ciertos medios legales y otros que moralmente están al límite de ilegalidad o dentro de ella, creyendo que con esto eludirán ser afrentados y es por eso haya seres humanos tan manipuladores, crueles, embusteros, cínicos y recurren a las malas artes, con el único fin de lograr sus objetivos y conseguir su codiciada presa, en forma de poder político y otros beneficios.

    Estos seres rehúsan la reglas ecuánimes y diáfanas establecidas como parte integrada en la cultura fruto de la evolución humana, asentada en el agradecimiento y tolerancia a la dignidad de otros seres que al igual que ellos debieron afrontar adversidades en cierta épocas de sus vidas, estos necesitaron adaptarse al medio para desenvolverse y no ver alterado de manera significativa su proceso de humanización.

    Son seres que no llegan a vislumbrar y a valorar esta perspectiva, por encontrarse moralmente e intelectualmente ciegos. Sus mentes están bloqueadas por su rigidez e instinto animal que invalida sus pensamientos, obcecándose en no contemplar nuestro mundo como un espacio de encuentro para compartir fraternidad, donde profundizar los vínculos humanos de todas las culturas. No pueden e incluso no quieren. Es tal su brutalidad y mentalismo que anteponen sus intereses contra la experiencia cultural humana, al no alcanzar la capacidad para hacer una valoración de esa experiencia cultural: se encuentran atrapados en su petulancia y apetencia, están vinculados en colectivos muy predispuestos y dirigidos por seres o conjuntos de estos, dominantes.

    El ego de estos seres humanos tanto individualmente como en colectivo de tribus y naciones etc., incluyen también cierto porcentaje de monomanía: nosotros frente a los malos. En eso radica buena parte del sufrimiento humano. La inquisición, la caza de “brujas” , de herejes llevados a la hoguera, guerras mundiales, el comunismo, la Guerra Fría, el conflicto del Medio Oriente, son episodios extremos y dolorosos en la conciencia humana, subyugados por la paranoia colectiva.

    Estos seres sienten y actúan inconscientemente como si combatieran por su perduración, de tal forma que esa noción inconsciente se evidencia en sus emociones, las cuales se tornan turbulentas. Comenzando a cimentarse en su interior una pasión de ira, lujuria de agresividad, sintiendo la exigencia de someter a toda costa a los otros para no ser anulados. ¡Esa es la ilusión!

    Estos seres no desaparecen de la faz de la tierra son como las plagas bíblicas, aparecen desbastan un territorio y se trasladan a otro. Nuevamente han aparecido infiltrados en casi todos los partidos políticos de nuestros territorios: Nacional, autonómico, provincial y municipal, como siempre llegan organizados y estructurados en formaciones adaptadas a los nuevos tiempos, pero con los viejos defectos, camuflados en órdenes socio-culturales, derechos y pro derechos humanos, ONGs, Amnistía Internacional y demás organizaciones.

    Esta inquisición contemporánea están formadas y amparadas por leyes muy rimbombantes con conceptos ideológicos e historiográficos como “el derecho histórico”, “el derecho a la memoria” o “el derecho a decidir”, quizás reivindicaciones en un principio con bases justas, ¿pero porque, esos seres racionales escogen siempre para revindicar las fechas de la historia que a ellos les interesan y se olvidan de otras fechas por cierto más recientes en la historia de este país donde otros seres racionales humanos fueron desposeídos del más mínimo derecho como es el de la vida, y entonces si se callaron e incluso algunos bastantes lo aplaudieron.

    Los tribunales de la nueva inquisición, esta amparados en muchos casos por autoridades y organizaciones políticas con mando ejecutivo, ósea los inquisidores generales de la nueva época, en el año 2014 con el visto bueno de nuestras autoridades municipales y amparándose en unos objetivo aparentemente razonables y justo, se creó un grupo de “sabios” (Poseedor de conocimientos amplios y profundos adquiridos mediante el estudio) y “expertos” (Hábil o con mucha experiencia en algo), no sabemos que conocimientos tienen ni la experiencia de las materias que dominan, su misión en principio, era realizar una limpieza de los residuos del régimen anterior.

    Su alucinación era y es la de defender la verdad ¿Qué verdad?, la verdad analítica o la verdad sintética, ¿como si existiera una única verdad? Estos neófitos inquisidores utilizan como antaño el siguiente procedimiento: 1ª Fase la persecución, de todo lo habido y por haber, referentes a los herejes (quiero, escojo, y elijo) del régimen anterior, o cuánto tubo o tuviere una relación directa o indirecta con la causa abatir; 2ª Fase el juicio al reo, pero como este no existe y no puede defenderse se le adjudican todos los males del mundo, sea verdad o no, mediante la utilización de la vejación. 3ª Fase el acto de fe, al no existir el reo pero alguno de sus vestigio, en la Plaza Mayor (hoy medios de comunicación) se procede con mucho boato a la tortura moral, emocional y aniquilación total de la remembranzas del reo.

    Los elementos de esta inquisición contemporánea en su fuero interno están en la creencia de haber limpiado el honor y dignidad de las víctimas, puede que en parte sí, pero cuán lejos están de la realidad, la historia no se puede borrarla sin más, se podrá eliminar lo físico e incluso cambiar o borrar los escritos, las crónicas, los anales, los relatos, las narración, las memorias, las cronologías, las biografías, las autobiografías, etc.., pero nunca jamás podrán borrar, todos los documentos, testimonios, efemérides, necrologías, obituarios y la mención, la evocación, la recordación, la remembranza, la reminiscencia, la rememoración, la alusión, las retentivas alojadas en las mentes, etc.. Gran parte de lo que están logrando por la forma de proceder es el efecto contrario y lo que es peor de todo ello, es que han metido en el mismo cadalso a todos sus acusados (Persona a quien se acusa un delito, culpa o falta) reos (Persona acusada de un delito, culpa o falta y declarada culpable).

    Verán que puede parecer lo mismo, pero no es igual ¿pero qué digo?, si estos seres racionales bisoños inquisidores, no pueden ver, pues son ciegos mentales con gravísimo trastorno cognitivo.

    Pedirles disculpas por extenderme en demasía, pero sobre este asunto se podría escribirse ríos de tinta, pero no es el caso, por mucho que diga y se escriba, estos seres racionales seguirán actuando en este mundo.

    Cuando veas un hombre bueno, piensa en imitarlo; cuando veas uno malo, examina tu propio corazón. Confucio.
    Ikusten ez duen begiak negarrik ez.
    Musu batean jakingo duzu isildu dudan guztia
    II-II-MMXVII JETXEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad