El rodillo azulgrana

10 enero, 2013

Suma y sigue para el Baskonia y para Zan Tabak. 14 victorias consecutivas que le permiten al Baskonia situarse en lo más alto de su grupo del TOP 16. Lo de hoy frente al Besiktas ha sido un auténtico rodillo; hacía mucho tiempo que el Baskonia no demostraba esta superioridad frente a un rival en […]

sanm

San Emeterio. Foto de José Ángel Calvo

Suma y sigue para el Baskonia y para Zan Tabak. 14 victorias consecutivas que le permiten al Baskonia situarse en lo más alto de su grupo del TOP 16. Lo de hoy frente al Besiktas ha sido un auténtico rodillo; hacía mucho tiempo que el Baskonia no demostraba esta superioridad frente a un rival en la Euroleague. Pero desde el inicio el encuentro tuvo color azulgrana y el público se divirtió como se ha acostumbrado a hacerlo en estos dos últimos meses.

Y es que Caja Laboral salía al parqué del Buesa como un auténtico rodillo, con una defensa muy agresiva que apenas daba opción a los turcos. En los primeros seis minutos el electrónico marcaba un sorprendente 21-2, impropio de un encuentro de TOP 16, pero comprensible por la inspiración baskonista y por el nulo acierto del Besiktas. Oleson, Miljko y Lampe marcaban las distancias en ataque desde el principio, acertados hasta la obligada rotación.

Con un 27-7 al final de los primeros 10 minutos, fue el segundo quinteto del Baskonia el que bajó un punto el pistón, obcecándose con los triples (1 de 7 en este cuarto). Esto le sirvió a los turcos -que tampoco son mancos- para recuperarse mínimamente y rebajar la ventaja hasta los 15 puntos. El partido llegó al descanso demostrando que el Baskonia es de este mundo, pero sin dejarse escapar la ventaja: 19 puntos arriba.

Tras el descanso el Baskonia siguió a lo suyo. Reparto de puntos en ataque y una defensa intensa. Está claro que los turcos no han tenido su día pero a ello ha ayudado también el Baskonia.

El partido se terminó por romper con una ventaja de hasta 28 puntos merced al trabajo de equipo al final del tercer cuarto. De ahí el último cuarto sólo sirvió para disfrutar de un equipo que cada vez pinta mejor y que ha conseguido volver a ilusionar. El final 77-51 deja claro a qué juega este Baskonia.

El nuevo estilo de Tabak ha sido ya interiorizado por los jugadores, conscientes de que el reparto de minutos es la base de su filosofía. Todos los jugadores cuentan para un entrenador que ha sido capaz de dar un giro extraordinario a este conjunto. Diez de los once jugadores baskonistas han anotado hoy, con un reparto equitativo de minutos. Incluso Tabak ha rescatado hoy a Carlos Cabezas para esta victoria que deja al Baskonia líder, acompañado de quien mañana se lleve la victoria en el duelo entre Montepaschi y Khimki. Y San Emeterio seguirá, de momento, sin poder afeitarse.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad