El SATE: ¿amenaza para los barrios obreros de Vitoria-Gasteiz?

9 junio, 2022

El Colegio de Arquitectos denuncia que muchas obras de aislamiento se instalan sin arquitecto y desprecian la alteración visual que generan con el cambio de color

Los barrios clásicos de Vitoria-Gasteiz están cambiando el aspecto de sus edificios. Son edificios con escaso aislamiento y es necesario reformarlos para ganar en calidad de vida. Este mayor aislamiento conlleva otras cuestiones: aquellos bloques de ladrillo caravista corren el riesgo de desaparecer en unos pocos años. El SATE es un aislamiento externo de fachadas que permite mantener el calor en invierno y el fresco en verano.

SATE son las siglas de 'Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior', y consiste básicamente en revestir el edificio actual. Un sistema que ha demostrado su eficiencia en los últimos años para recuperar y revalorizar edificios de los años 50, 60 y 70. Pero en muchos casos la forma en que se aplica el SATE está acabando con la identidad que tenían los barrios de Vitoria-Gasteiz, al primar la eficiencia energética sin darle importancia al aspecto estético.

El SATE cambia el aspecto exterior, pero el cambio puede ser mayor o menor en función del color que se elija

El SATE cambia el aspecto exterior, y esto se nota especialmente en barrios como Arana, Zaramaga o Adurtza, muy marcados por el tono rojizo de los ladrillos. En muchas obras sí se ha mantenido el tono y el aspecto original de los edificios tras implantar el SATE, pero en otros el cambio es evidente.

En realidad el problema no está en el SATE en sí, sino en el acabado final del material utilizado.

fachada avenida santiago vitoria

Estado de la nueva fachada de entrada por Avenida Santiago

Proyectos sin arquitecto

Muchos de estos proyectos se instalan sin licencia de arquitecto, pese a que la ley obliga a ello. Y no se tiene en cuenta la identidad del edificio. La LOE establece que tiene que haber arquitectos cuando hay una alteración de la composición del edificio. "El SATE se instala precisamente para cambiar la configuración del edificio", recuerda Ekain Jiménez, vocal del COAVN. Sin embargo, el Ayuntamiento acepta que el SATE se instale con licencia de obra menor, y por eso habitualmente es un aparejador quien realiza esta obra.

“Ahora quien planifica la ciudad es el presidente de la comunidad de vecinos”

Algo de lo que también alerta Ekain: "Esos edificios, si mañana tienen patologías por el SATE y por la obra realizada, no lo cubre el seguro". Por ello insta a realizar licencia de obra mayor a las comunidades de vecinos.

Pero Ekain Jiménez también pone el foco en otro aspecto: "¿Qué ciudad nos vamos a encontrar? ¿Cómo estamos diseñando el futuro de la ciudad?" En algunos casos el aspecto estético apenas se tiene en cuenta en una obra relacionada con el SATE. Y lamenta: "Ahora quien planifica la ciudad es el presidente de cada comunidad de vecinos, al elegir los colores".

Un portal de Zaramaga ha pintado parte de azul parte de su edificio de ladrillo caravista tras instalar SATE

Ekain lamenta imágenes como esta de Zaramaga, en la que un portal ha aislado su fachada para, posteriormente, pintarla de azul. El caso es más llamativo, ya que no es todo el edificio, sino únicamente un portal. Un color que, según la normativa, no estaría permitido: "El Ayuntamiento establece en su ordenanza de edificación que "se evitarán colores estridentes".

Destaca además el Colegio que el Ayuntamiento "permite barbaridades con licencia de obra menor". Ahora el problema surge con el resto del edificio, el portal anexo: ¿deberán pintar su parte de la fachada también de azul o podrán elegir otro color?

colores azul sate vitoria

Desde el COAVN Jiménez llama a "unificar criterios" para no romper con el aspecto visual que tienen ahora mismo los barrios. E insiste en que es necesaria la participación del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. "No podemos hacer nada sin el Ayuntamiento.  Puede cambiar las ordenanzas, hacer un trabajo divulgativo. La gente de Zaramaga tiene un arraigo y una cuestión identitaria muy importante".

"Los edificios de Zaramaga representan una época y actúan como un conjunto"

Desde el colegio de Arquitectos inciden en que el aspecto final de un edificio "no es cuestión de gustos". "En Zaramaga y otros barrios obreros de Vitoria "hay unos valores que preservar. Son edificios que representan una época, con valores ambientales y un potencial importante".

Es más, Ekain Jiménez insiste en el potencial de Zaramaga si el Ayuntamiento fomenta y ordena la rehabilitación de sus fachadas: "Es un barrio con un equilibrio extraordinario y un potencial de actuar muy bueno. Sabemos que hay zonas con edificios de una calidad media bajísima, pero en su conjunto tiene interés. Es muy difícil hacer esto sin ayuda de la administración".

Además, la similitud entre sí de los diferentes edificios obliga a considerarlos un conjunto: si un edificio cambia su fachada, el contraste será mucho más evidente que aquellos que mantengan esta uniformidad. Es además un barrio con calles y espacios muy abiertos. Cualquier cambio y alteración llama la atención. "Es distinto a, por ejemplo, Coronación. En Coronación solo ves tramos de la calle" porque hay mayor densidad de edificios construidos. Aún así Ekain también lamenta que "Visesa no haya aprovechado la obra Smart City de Coronación para hacer un estudio cromático". También en este caso el vecindario ha elegido el color que quería para cada fachada, creando de nuevo tonos muy variados.

sate calle gorbea

Estado tras la intervención y estado inicial en un edificio de Calle Gorbea

Obras sin licencia

El Colegio de Arquitectos denuncia que el Ayuntamiento no exige proyecto para instalar SATE y realizar la envolvente energética. Y esto pese a que el proyecto (la Licencia de Obra Mayor) es necesario siempre que se altere la configuración del edificio. Y, en este caso, el cambio es doble: se altera porque se modifica el material de la fachada y se altera porque se modifica el color.

Eso sí, Ekain reconoce que el aspecto visual final de una obra no siempre depende de que esté detrás o no un arquitecto: "Hay arquitectos con pésimo gusto y aparejadores con un gusto exquisito".

Ekain también apela a los edificios con cierta singularidad, como los ubicados en Avenida Santiago: "Nosotros sí defendemos que, cuando el elemento es singular, hay un derecho de autoría. Cuando no hay singularidad, se puede entender que prevalece la potestad del propietario para hacer lo que quiera".

Estos derechos de autor han sido avalados en ocasiones por sentencias judiciales. "En Avenida Santiago hubo un interés de cualificar la vivienda con la escultura, dando un tratamiento unitario a ambas fachadas. Yo ahí pondría muy en cuestión que una comunidad pueda hacer esta intervención sin obviar todo".

Cómo aislar sin alterar lo que vemos

Ekain Jiménez no es contrario al aislamiento, pero  ofrece tres opciones para que la reforma no haga perder la identidad al barrio:

  • Fachada ventilada con plaquetas.
  • SATE con tono parecido al ladrillo. Este tono rojizo se ha mantenido en numerosos edificios. Pero incluso el detalle puede ir más allá: "Puedes incluso hacer una evocación al ladrillo marcando las líneas".
  • Aislar por dentro

Esta última opción (aislar por dentro) es, desde luego, mucho más compleja, e implica una pérdida mínima de superficie en el interior de la vivienda. Obligaría al derribo interior completo y requeriría de la inversión y una fuerte ayuda institucional para ello: "Podrías reducir el tamaño de las viviendas y destinarlas a viviendas para jóvenes", elucubra el vocal del COAVN.