El soterramiento “niega a Salburua y Zabalgana el derecho a ser parte de la ciudad”, denuncia Gasteiz Batu

12 mayo, 2021

La plataforma reclama el soterramiento completo y critica que se realice el proyecto sin terminar la declaración de impacto ambiental

Gasteiz Batu ha vuelto a denunciar el actual proyecto de soterramiento en Salburua y Zabalgana. El actual proyecto incluye únicamente el soterramiento parcial, desde San Martín hasta el inicio de Salburua: “Salburua y Zabalgana no pueden ser barrios de segunda o que no cuenten con un alcalde que defienda lo mejor para la ciudad”.

Además, la asociación denuncia que no se puede realizar el proyecto constructivo sin concluir la evaluación de impacto ambiental: “Si existen carencias, estudios incompletos, afecciones severas o críticas, falta de alternativas, etc… es responsabilidad de dichas instituciones por no haber encargado y aportado un Estudio adecuado en su momento”. E insisten en que “no se puede formular obra ni proyecto hasta que no exista una Declaración favorable de Impacto ambiental”.

Asegura Gasteiz Batu que con este proyecto “el alcalde se enfrenta a Salburua y Zabalgana y les niega el derecho a ser parte de la ciudad. Niega la mayor, se niega a integrar el ferrocarril en Vitoria Gasteiz, en toda la ciudad, y para todas las personas, lo que no le perdonarían ni dichos barrios ni las futuras generaciones”. Gasteiz Batu exige al alcalde “que defienda toda la ciudad, su futuro compacto, cohesionado y sin brechas o barreras diferenciales, así como que no haga barrios de segunda con agravamiento de afecciones e impactos por la no integración del ferrocarril”.

Gasteiz Batu también denuncia la falta de información respecto a la financiación del proyecto de soterramiento, ya que no se ha informado de las cantidades concretas.

Leer más...

8 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Pedro dice:

    No se puede tener mas desprecio por los ciudadanos… El soterramiento tiene que ser total. No a las chapuzas.

  2. Hasta los h.... dice:

    No al soterramiento!!! Para evitar que haya mal rollo entre vecinos de primera (centro) y vecinos de segunda (resto), que se haga como en Burgos, que la estación está a las afuera de la ciudad. No hace falta soterrar nada y todos contentos… Bueno, donde haya que poner la estación, seguro que no tanto…

  3. Alexander dice:

    Bastante chapuza es el BEI como para que hagan otra igual con el tren, que soterren el tren en todo vitoria y que pase por la intermodal que para eso se hizo, basta ya de querer llenarse los bolsillos con adjudicaciones a cualquier precio aunque no beneficien a todos los vitorianos.
    Todos los pisos de Vitoria merecen el mismo trato que por eso pagan todos IBI.

    CONSULTAS POPULARES YA!!!!!!!!

  4. Zabalgana Cabreada dice:

    Hay gente que sabe mucho aquí (ironía modo on), verdad Jose Antonio?

    “El 80 % de las viviendas de esos 2 barrios son VPO, mucho más baratas que el precio medio de la vivienda en la época. La gente ya sabia lo que tenía enfrente, pudo rechazar su vivienda. Ahora no pueden venir pidiendo sopitas y menos por lo que pagaron”.

    Cuando la gente compró una casa al lado de la vía del tren sabían lo que tenía al lado, y también sabían que había un acuerdo interinstitucional firmado (no una promesa, un acuerdo firmado) por Ayuntamiento, Diputación Foral, Gobierno Vasco y gobierno central, para soterrar esas vías. De hecho, dejaron construir casas allí a sabiendas de que esas vías se iban a soterrar. Si esas instituciones hubiesen previsto que la vía no iba a soterrarse, no hubiesen dado los permisos para construir.

    Sin embargo ese proyecto de soterramiento falló, sabes por qué Jose Antonio? Porque se iba a pagar con las plusvalías generadas por la construcción de 1.400 viviendas en el terreno que quedara liberado tras el soterramiento. Pero… ay amigo Jose Antonio… cosas de la vida… con la crisis y el estallido de la burbuja inmobiliaria las plusvalías que pretendían conseguir se desinflaron, y se dieron cuenta de que aún pegando el pelotazo inmobiliario con 1.400 viviendas, no les iba a llegar el dinerito para poder pagar el soterramiento total.

    Ahora han pasado 10 años, y la vía sigue en el mismo sitio, y las casas están construidas al lado. Quién paga por ese error? Los políticos que firmaron el acuerdo? Va a ser que no Jose Antonio. Lo pagan los vecinos. Te parece razonable? Te parece que intentar revertir semejante estafa es pedir sopitas?

    Y el problema Jose Antonio, no es el número de trenes actual, ni el ruido actual, que mal que bien se puede llevar con paciencia. El problema es que va a llegar a Vitoria la alta velocidad (llámalo como quieras: el AVE, el TAV…), o lo que es lo mismo 214 trenes al día (146 trenes al día de pasajeros y 68 al día de mercancías), esto es 5 veces más que el tráfico actual que es de 41 al día de pasajeros y 11 al día de mercancías.

    Los trenes hacen ruido, sabes? Sí, seguro que lo sabes Jose Antonio. Como sabes tanto seguro que has leido el estudio informativo y recuerdas el sonograma. Recordarás entonces que hay viviendas al lado de la vía del tren a las que hoy en día llegan menos de 50 decibelios, y que con el muro de “protección” que quieren poner para “paliar” el ruido, llegarían 65 decibelios, e incluso habría viviendas a las que llegarían 70 decibelios.

    Ahora recurramos a la evidencia científica para ver cómo el ruido, ese ruido que hacen los trenes Jose Antonio, afecta a la salud de las personas. La OMS en 1999 ya recomendaba que el ruido en el exterior no superara los 55 decibelios, y en 2010 recomendaba que no se superaran los 40 decibelios por la noche. Y el ruido que generarían los trenes en Vitoria, al lado de las casas, te repito, llegará a los 65 y 70 decibelios. Dicho ruido, además de molestias provoca trastornos del sueño, problemas congnitivos, enfermedades cardiovasculares (en particular cardiopatía isquémica), y estudios recientes revelan que el ruido podría estar asociado con la diabetes y la obesidad. No lo digo yo, lo dice la OMS.

    Jose Antonio, no son sopitas, es salud. Pero tú eso seguro que ya lo sabías.

    Por lo que veo tú eres de los que si quiere una bici y no tiene dinero para comprarla, primero se compra las ruedas (porque menos es nada), y luego ya si eso, cuando se pueda se compra el resto.

    No Jose Antonio no. Nadie pide que esperemos otros 25 años. Lo que se exige a los políticos es responsabilidad, transparencia, participación ciudadana y equidad entre vitorianos. Lo que se exige es un proyecto con alternativas, y conocer lo que cuesta cada alternativa. Y conseguir eso Jose Antonio no es una cuestión de 25 años ni pedir sopitas.

    Te parece bien que para vacunarnos contra el coronavirus a mi me pongan una vacuna con un 99% de efectividad, y a ti te pongan una vacuna con un 35% de efectividad? Pues extrapola Jose Antonio, extrapola. A mi no me parece bien que al que vive en el centro de la ciudad le reduzcan el ruido a la mínima expresión, y a los que viven en Zabalgana y Salburua les lleguen 65 y 70 decibelios a su casa, muy por encima del umbral recomendado por la Organización Mundial de la Salud. Si al Ayuntamiento, la Diputación, el Gobierno Vasco, y al central les parece que un muro de “protección” de 6 metros es una solución suficientemente buena para Zabalgana y Salburua, por qué no ejecutan la misma solución para el centro de la ciudad?

    Pero es que hay más. Esto no solo afecta a Zabalgana y a Salburua. También te afecta a ti aunque vivas lejos de la vía del tren aunque “sabes muy bien lo que compraste, lo que te costó y bajo que condiciones” y bla bla bla y más bla….

    Cómo se va a pagar esta infraestructura estratégica y supernecesaria para Vitoria y para los vitorianos, pero que quiere dejar fuera a los barrios más jóvenes y populosos de la ciudad? Pues exactamente con la misma fórmula que falló en 2010. Eso es, endeudándonos todos los vitorianos (incluido tú Jose Antonio), y pagando esa deuda poquito a poco con la esperanza hipotética de que algún día recuperemos el dinero con otro pelotazo inmobiliario de 1.550 viviendas en la zona que quede libre tras el soterramiento parcial. Sin tener en cuenta que en este momento tenemos multitud de viviendas vacías pendientes de venta, y un plan previo previsto para construir otras 10.000 viviendas extra. Tú sabes Jose Antonio cuántos años pasarán para que haya vitorianos suficientes como para poder comprar todas esas viviendas nuevas? No es que tú te vayas a endeudar, es que tus hijos y posiblemente tus nietos van a heredar tu deuda.

    Ese es el brillante cuento de la lechera del Ayuntamiento suponiendo que “solo” tengamos que pagar los aproximadamente 120-130 millones de euros previstos. Digo previstos porque hace unas semanas el Consejero de Vivienda y Trasnportes (Arriola) salía en prensa diciendo que “el coste del soterramiento del TAV todavía puede aumentar de forma sustancial”.

    En fin Jose Antonio, ha sido un auténtico placer haberte demostrado que eres muy bueno mirándote el ombligo, y sabes entre cero y nada de esta chapuza parcial que tanta prisa os corre a algunos por construir caiga quien caiga y le pese a la salud de quien le pese.

  5. Propuestas faraónicas inviables dice:

    Algunos viven desconectados de la realidad, el Ayuntamiento no es el que más pone, dinero que por otro lado tampoco tiene, y está por ver que la Administración Central esté dispuesta a asumir un sobrecoste muy eleevado que nadie sabe de donde va a salir, ¿habeis preguntado a los vitorianos como va a financiar su parte el ayuntamiento, ya ni te digo la propuesta que haceis?, ¿habeis preguntado a los vitorianos si están dispuetos a pagar más impuestos para que vuestra propuesta se haga realidad?, ¿?estais dispuestos a hipotecar esta ciudad durante décadas?. Como alicia en el país de las maravillas, se hacen castillos en las nubes en lugar de propuestas realistas y vivir con los pies en el suelo. Es significiativo que ya se esté pensando en llevar el tranvía por vías alternativas lo que no hace falta ser muy perspicaz que si se hace así es porque no hay mucha confianza en que el soterramiento sea viable a corto plazo, lo cual no es buena señal para además añadir propuestas faraónicas.

  6. Jose Antonio dice:

    Pues muy sencillo, en 25 años no se ha hecho nada en la ciudad construida. Podemos hacer 2 cosas, o esperar otros 25 a dar una solución a Salburua y Zabalgana o empezar ya con lo que sea, porque menos es nada y más aún con la que nos viene encima.
    En Vitoria somos así, votamos en contra del Tranvía, en su día. Nos miramos al ombligo y así nos va.
    PD. El 80 % de las viviendas de esos 2 barrios son VPO, mucho más baratas que el precio medio de la vivienda en la época. La gente ya sabia lo que tenía enfrente, pudo rechazar su vivienda. Ahora no pueden venir pidiendo sopitas y menos por lo que pagaron.
    Yo soy vecino de Zabalgana. Se muy bien lo que compre , lo que me costo y bajo que condiciones. Tambien tengo la opción de venderlo en lo que me deje Eusko Jaularitza y comprarme un Chalet junto a la Peña.

    • Vecino dice:

      Siguiendo ese razonamiento que propones, la gente que compró su casa en el centro también sabía que tenía el tren al lado, así que ahora no se puede quejar ni pedir que paguemos entre todos el soterramiento del tren. Lo que está claro es que si las afecciones que causará el tren de alta velocidad son inaceptables para los habitantes del centro, supongo que serán igual de inaceptables para los vecinos que viven en Salburua y Zabalgana. ¿O es que acaso los del centro son más sensibles que el resto?

  7. critico dice:

    No se puede decir ni más claro ni mejor… No más chapuzas! Luego saldrá diciendo el ayuntamiento que la participación ciudadana y la transparencia del ayuntamiento es inmejorable… No informaron de nada en su día aprovechando que era Agosto para realizar los trámites y conseguir que pasara el mes sin alegación ninguna y no informan de nada hoy en día, todo es politiqueo y salir a decir cualquier patochada sin defender la ciudad..

Responder a Jose Antonio Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad