Advertisement
Advertisement

El tranvía al Sur tendrá solo una vía en Nieves Cano y elimina la parada de Trianas

27 noviembre, 2017

Los cambios se realizan para atender las peticiones vecinales y para ajustarse a los cambios en el soterramiento

Nieves Cano sólo tendrá una vía de doble sentido

La obra de ampliación del tranvía a San Cristóbal y Adurtza arranca esta semana con sorpresas. Para empezar en el nuevo tramo habrá tres paradas en lugar de cuatro, al suprimirse una de las cuatro paradas prevista: Intermodal-Trianas.

Asimismo, el tramo que discurre por la calle Nieves Cano, de 375 metros de longitud, pasará a ser de vía única, frente a la doble vía prevista hasta ahora. Con esta segunda medida se prevén mantener los árboles y la anchura de las aceras. El alcalde ha insistido en que esta revisión buscaba atender las reclamaciones vecinales.

"Quiero creer que con estas modificaciones se va a reducir el nivel de oposición al proyecto", ha asegurado Gorka Urtaran. En las últimas semanas se ha denunciado la falta de planificación y participación ciudadana en esta obra. También Bizikleteroak o el Colegio de Arquitectos han criticado esta ampliación.

"Esta línea permite conectar el sur de Vitoria con el norte, no sólo con el centro. No estamos hablando de conectar San Cristóbal o Adurtza con el centro, sino el Sur con el norte", ha insistido el alcalde.

Esta modificación se ha decidido este mismo lunes en una reunión entre Gobierno Vasco, Diputación y Ayuntamiento y no supondrá alteraciones sustanciales en el plazo de 20 meses previsto para la obra, ya que esta se ejecuta por tramos y en los primeros que se va a intervenir no afectan las modificaciones.

Se elimina la parada prevista en Puente de Las Trianas

La modificación más importante es la supresión de la parada de intermodal, prevista inicialmente en Trianas, y a medio camino entre Florida y Hegoalde. La razón de la desaparición de esta parada es que "en la actualidad no puede desarrollar la función intermodal que iba a tener con la anterior solución del tren de alta velocidad que transcurría en superficie".

En el plan inicial había que ampliar el Puente de Las Trianas 13,50 metros para encajar los elementos necesarios para construir la parada. Con la modificación propuesta, la ampliación de la anchura del puente será únicamente de tres metros. Los vehículos seguirán disponiendo de 2 carriles, se mantiene el carril bici y la anchura de las aceras siguen siendo las mismas que existen en la actualidad.

La Calle Nieves Cano tendrá una vía única de doble sentido, manteniéndose los árboles, aparcamiento, aceras y el bidegorri

El siguiente cambio trascendente afecta a la calle Nieves Cano, “en atención a la sensibilidad vecinal”, según la justificación del viceconsejero Aiz. En este tramo, de 375 metros de longitud aproximadamente, estaba prevista la construcción de doble vía, que pasará a ser de vía única.

De esta manera, se mantienen los espacios para los peatones. Con esta modificación, en realidad lo que se hace es sustituir uno de los dos carriles de tráfico rodado por la traza del tranvía, con ello se consigue que las dimensiones de las aceras no se reduzcan y además se mantengan los aparcamientos y los árboles que existen en la actualidad en la calle Nieves Cano.

Por último, en los números 2 y 8 de la calle Castro Urdiales (en Hegoalde), por su parte, se suprime una zona de espera entre la traza tranviaria y la calzada, de manera que quedará más espacio para aceras, la inclusión de un bidegorri, contemplado previamente en el proyecto constructivo, y el mantenimiento de varios árboles.

En la misma línea, las modificaciones “posibilitan la misma superficie de bidegorri prevista en el proyecto inicial, es decir, 2.425 metros cuadrados, al tiempo que reduce la afección sobre el número de plazas de aparcamiento en superficie”. En definitiva, ha resumido Antonio Aiz, estos cambios “significan una simplificación de las obras inicialmente previstas, con el objetivo de lograr una mejor integración del tranvía en la trama urbana”.

El presupuesto, que asciende a los 10,4 millones de euros, será financiado en un 65% por el Gobierno Vasco y el 35% restante a partes iguales entre el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y la Diputación Foral de Álava. El plazo de ejecución es de 20 meses.

El tranvía arrancará en Angulema, y por la Calle Florida (donde habrá una parada) llegará a Los Herrán. Posteriormente, girará a la derecha y cruzará sobre la trinchera ferroviaria de ADIF a través del puente de las Trianas, ahora sin parada, y continuará por la calle Castro Urdiales, para proseguir por Nieves Cano y finalizar en Martínez de Aragón.