El último día de Mariajo tras la barra de La Unión

5 enero, 2023

Mariajo abandona La Unión y pone fin a 85 años de historia familiar en este bar

Mariajo Otxoa de Eribe abandona la barra de La Unión. La histórica hostelera se prejubila este 5 de enero y pone fin a una saga que ha gestionado el bar más mítico de la ciudad desde los años 30, cuando María, su abuela, se hizo con él. El local del Vino Caliente, del Caldo, las cremas de verduras, las tortillas rellenas o el platazo seguirá adelante, pero Mariajo ya no estará tras la barra.

mariajo la union byra

Mariajo, junto a Carlos, este 5 de enero en el último día de ella tras la barra

Mariajo recibió el Celedón de Oro hace apenas tres meses

Mariajo cumplirá pronto 61 años y lleva toda su vida en la hostelería. Desde las 6:30 brinda una sonrisa eterna para todos y cada uno de los clientes que pasan por La Unión. Conoce los cumpleaños de decenas y decenas de personas, a los que recibe en su día con el Zorionak de Kaxiano. Y colabora con todas las iniciativas sociales y populares de Vitoria-Gasteiz. Mucho tiempo dedicado a los demás, y es ya tiempo para ella.

"La familia está encantada" con la prejubilación, reconoce Mariajo: "Me da mucha pena, y hoy están viniendo todos a despedirse. Desde las 6:30 ya tenía a varios fieles esperándome". Nos confiesa que la decisión de prejubilarse estaba tomada desde el verano, para dar vía libre al actual propietario (traspasó el negocio hace tres años y medio) a que defina su modelo para La Unión: "Yo a las 15:00 de este 5 de enero acabo". Y se irá a su casa con el Celedón de Oro que recibió hace apenas tres meses.

Así, los Reyes Magos le traerán una nueva vida a Mariajo, centrada especialmente en el deporte. Y es que Mariajo está ya apuntada al ViHalf Gasteiz, el triatlón de media distancia que el 3 de junio recorrerá Vitoria-Gasteiz y la Llanada Alavesa. Este 5 de enero son todo despedidas tras la barra, donde seguirá Carlos, el camarero más veterano de este local.

Y ahora... triatleta

Los tiempos de ocio de Mariajo han estado ligados desde hace muchos años al deporte. Ha corrido casi todas las pruebas populares de Vitoria-Gasteiz, y en 2019 se lanzó al Triatlón gracias al cocinero Asier Urbina. Se apuntó a un cursillo de natación y comenzó a prepararse para la bicicleta, entrenando al principio en la Virgen Blanca. De ahí al triatlón con un grupo amplio de aficionadas dirigido por Ruth Brito.

Mariajo corrió su primer triatlón olímpico en Lanzarote, poco después de terminar la quimio

El deporte fue también su válvula de escape cuando hace dos años le diagnosticaron un cáncer, del que está ya completamente recuperada. El grupo le permitió salir adelante y superar el cáncer con más ilusión. Dos meses después de terminar la quimio, corrió el triatlón olímpico de Lanzarote.

Mariajo abandona ahora La Unión, aunque hace tres años y medio traspasó el negocio a Jokin, de la cerveza Byra. Desde entonces, Mariajo ha seguido tras la barra, aunque como una trabajadora más. Unos años de transición que, como en el triatlón, tienen que terminar en algún momento. Ahora La Unión Byra seguirá su camino, independiente de los Ochoa de Eribe. Porque La Unión es uno de los grandes clásicos de Vitoria-Gasteiz.

Historia de La Unión

La Unión nació a comienzos del siglo XX, de la mano de Pablo Mantegui y Valentina Asurmendi. En 1938 'la señora María' se hizo con el establecimiento, que posteriormente heredaron las hijas Margari y Pepi Mendizabal. Las hermanas se repartieron después el local: el actual almacén pasó a ser el negocio Telas Marte, mientras La Unión quedaba en manos de Pepi y su marido Mario, hasta el fallecimiento de este en 1985.

Mariajo e Iñaki reformaron el local y en 1987 tomaron las riendas del negocio familiar, convirtiéndolo incluso en restaurante durante 5 años. En 2003 tomaron una decisión difícil: cerrar por las tardes. Necesitaban tener tiempo para sus familias: poder disfrutar más allá del bar, y así lo explicaron a los clientes en una carta emotiva. Durante una década mantuvieron este horario, hasta que hace una década decidieron reabrir.

Mariajo recuerda que ella, sus hermanos y primos nacieron dentro del bar: toda una vida en el negocio familiar. "Cuando éramos niños teníamos el almacén en la actual Oficina de Turismo (que en su día fue la farmacia Ormazabal) y los primos íbamos ahí a ordenar botellas".

La Unión se sobrepuso en 2015 al fallecimiento de Iñaki, hermano de Mariajo y el alma, junto a Mariajo del histórico La Unión. Marijo e Iñaki eran los hijos de Pepi y Mario, el mítico 'amigo' de este local de la Plaza de España. En 2019 Mariajo traspasó el local a Byra, aunque en este tiempo siguió en él como trabajadora para conseguir una transición ordenada. Ahora es el momento de disfrutar de su vida.