Advertisement
Advertisement

El vendaval marca el día

24 septiembre, 2012

Las rachas llegaron a superar los 80 kilómetros por hora

Los bomberos de Vitoria-Gasteiz tuvieron que realizar un total de 24 intervenciones como consecuencia de las fuertes rachas de viento registradas a lo largo de ayer domingo. Ramas y árboles caídos, vallas, andamios, grúas y otros materiales de obra con peligro, cristales rotos, persianas, chapas y ladrillo caravista de fachadas a punto de caer son algunas de las consecuencias del vendaval registrado a partir de las tres de la tarde de ayer.

Los bomberos retiraron ramas en el paseo de Cervantes y en la calles Comandante Izarduy, 32; una tumbona de plástico, que había quedado colgada de un árbol en la calle Baiona, 11. En el Portal de Gamarra cayó una rama a la acera y rompió un armario eléctrico. Los bomberos se desplazaron hasta Laguardia, porque una rama caída sobre la calzada obstaculizaba el tráfico, por lo que procedieron a trocear la rama, retirarla de la calzada y a limpiar el lugar de hojas y ramas pequeñas.

En la calle Paula Montal, 16, una rama de un árbol cayó sobre dos coches. Los bomberos la retiraron y cortaron otra que amenazaba a otros dos vehículos. En la calle Valentín de Foronda, 3 un árbol cayó sobre dos coches y en Pintor Pablo Uranga cayó otro árbol, pero los bomberos no intervinieron, ya que no presentaba ningún peligro.

En la calle Voluntaria Entrega, 36, los bomberos tuvieron que retirar las ramas caídas en la calzada y pasaron aviso a FCC para esta limpieza y la retirada de las ramas caídas en el patio de un colegio, en la calle Francisco Javier de Landáburu.

Desde la avenida Reina Sofía, 112, los bomberos recibieron un aviso que alertaba del peligro de caída de varios materiales de obra. Con ayuda de la Policía Local, procedieron a balizar y acordonar la zona. En la calle Angulema, 12 retiraron y colocaron en lugar seguro, una valla de protección de obras que se encontraba colgando de un tejado; sujetaron las vallas de obra caídas en las calles La Ribera y Heraclio Fournier, 43.

De un andamio instalado en la calle Cuchillería, 7 cayeron restos de obra, pero los bomberos no intervinieron, porque acudió personal de la empresa constructora. El sombrerete de una chimenea, en la calle Madrid, 3, presentaba un peligro de caída, por lo que los bomberos accedieron al tejado para sujetarla.

Dos avisos estuvieron motivados por la el peligro de caída de otras tantas persianas, una en la avenida Reina Sofía, 7, donde los bomberos, desde el interior de la vivienda, retiraron el resto de la persiana, que se encontraba fuera de las guías y con peligro de caer. La segunda en la calle Madrid, 3, donde procedieron a quitar las lamas dañadas y a recoger el resto de la persiana dejándola útil.

Las alarmas de dos grúas de construcción motivaron otras dos intervenciones de los bomberos: el primera en la avenida de La Ilustración, 5, donde procedieron a rearmar la alarma a desenclavar la grúa para que se posicionara en la dirección del viento. La segunda en la avenida de Iruña Veleia donde los bomberos no pudieron acceder al sistema de desenclavamiento y procedieron a cortar el suministro eléctrico de la grúa.

Las intervenciones por culpa del viento se completaron con los avisos por caída de cristales a la vía pública en la avenida de Santiago, 53; por desprendimiento de ladrilo caravista de una fachada en la calle Coronela Ibaibarriaga, 16; por el peligro de una chapa de fachada a punto de caer en el Bulevar de Salburua, 30.En los próximos días aún hay riesgo de empeoramiento del tiempo, con lluvias y con fuertes rachas de viento que seguirán en nuestro territorio.

El otoño llegó este fin de semana y parece que no sólo en el calendario, sino también en lo meteorológico.

[slideshow post_id="13123"]