¿Qué ha votado Vitoria desde 1979 hasta hoy?

18 mayo, 2023

Analizamos todas las elecciones municipales en Vitoria-Gasteiz desde 1979

44 años han pasado desde las primeras elecciones de la Democracia en Vitoria-Gasteiz. Y seis han sido los hombres que han ligado su nombre al de la ciudad. José Ángel Cuerda, Alfonso Alonso, Patxi Lazcoz, Javier Maroto y Gorka Urtaran.

Son los alcaldes responsables (para bien y para mal) de la estampa que luce hoy la capital alavesa. Más de cuatro décadas de hitos que este año marca otro punto de inflexión. Por primera vez una mujer llevará las riendas de la ciudad. Beatriz Artolazabal, Maider Etxebarria, Rocío Vitero, Ainhoa Domaica, Garbiñe Ruiz y María Teresa Jiménez son las cabezas de lista de sus respectivas candidaturas.

candidatas alcaldia

A falta de conocer qué resultados arrojarán las urnas, y si hay o no pactos de Alcaldía, echamos la vista atrás para ver cómo fueron las anteriores elecciones. Partidos, siglas, rostros y apariencias muestran cómo hemos cambiado… ¿O no tanto?

  • 1979: Comienza la era Cuerda.

El PNV lo eligió para encabezar una candidatura bajo el lema ‘Hagamos Vitoria entre todos’, con mucha presencia de lo social. Tanto José Ángel Cuerda como Marco Tabar (cabeza de lista por UCD) ya participaban en la política municipal desde principio de década. Ambos habían sido concejales en las últimas corporaciones pre democrácticas. Y Tabar, además, alcalde entre 1977 y 1979.

Desde entonces, y durante 20 años, Cuerda no tuvo rival. Ya fuera que se presentara con el PNV o con EA. UCD (79), PSE (83 y 87), UA (91) y PP (95) se conformaban con alternarse en segundo lugar.

concejales-1979-vitoria

  • 1983: Nuevos actores

Desaparece UCD. Y surgen nuevas siglas, como Coalición Popular, que engloba a Alianza Popular (AP), Partido Demócrata Popular (PDP) y Unión Liberal (UL). Su candidatura logró un tercer puesto. También consigue representación municipal Herri Batasuna (HB).

  • 1987: EA arrasa, PNV se hunde

Este año fue el del hundimiento del PNV en la alcaldía vitoriana. En 1986 Carlos Garaikoetxea y Xabier Arzalluz rompieron el partido con su disputa. Cuerda apoyó al entonces Lehendakari (EA) y, como él, también lo hicieron la mayoría de sus concejales.

Prueba de su tirón y carisma en la ciudad fue que, en las elecciones de 1987, EA arrasó con 10 concejales. Y PNV quedó relegado al cuarto puesto con 2 ediles. En una legislatura en la que 7 partidos estuvieron representados en el Ayuntamiento vitoriano. Y en la que Euskadiko Ezkerra obtuvo su mayor representación (2 concejales) Luego se presentaría en coalición con el PSE, que terminó absorbiéndolo. Eso sí: José Ángel Cuerda y su equipo volvió a lo largo de la legislatura a las siglas del PNV.

  • 1991: Auge de Unidad Alavesa

Con Alianza Popular (AP) y su coalición y federación extintas, sus integrantes y simpatizantes optaron por dos vías. Por un lado, la más continuista con el PP como heredero, que rascó 7.000 votos y un 5º puesto como fuerza municipal. Y, por otro estaba la novedosa y rupturista Unidad Alavesa. Un vendaval foralista que ya en 1990 había atraído a concejales de AP como Ramón Garín y José Antonio Pizarro.

Fue precisamente Pizarro quien se convirtió en el principal líder de la oposición en el Ayuntamiento, donde casi triplicó los votos del PP, obtuvo 7 escaños y miraba casi de tú a tú a Cuerda. Su discurso, hostil con el nacionalismo, buscaba diferenciar Álava de Bizkaia y Gipuzkoa. Su eslogan era 'Álava como Navarra' y sus campañas muy visuales.

Pero tal como subió, bajó. A medida que el PP crecía en poder, UA se desinfló. Y se suicidó políticamente cuando optó por aliarse con Cuerda para gobernar el Ayuntamiento gasteiztarra.

concejales 1991 vitoria

  • 1995: Viejas caras para aires nuevos

El que fue alcalde pre democrático y cabeza de lista por la UCD, Alfredo Marco Tabar, volvía para liderar el PP. Una apuesta que tuvo éxito, el partido recuperó fuerza. Superó por 500 votos a UA, con la que empató a 5 escaños municipales. El PNV seguía imbatible, con el segundo mejor resultado en 5 comicios. Pero la era Cuerda se acercaba a su fin.

  • 1999: Hola, PP

Sin el carisma de Cuerda para hacerle frente, y con UA ya muy testimonial (2 concejales), el PP se abrió paso. 9 concejales que auparon a Alfonso Alonso a la alcaldía. Y un 30% de los votos constante que, hasta 2015, lo mantuvieron como la formación más estable del siglo XXI.

En 1999 y 2003 Eusko Alkartasuna se presentó en coalición con el PNV. Una unión que no ayudó a EA a recuperar votantes ni fue suficiente para que el PNV gobernara la ciudad.

  • 2003: Sin izquierda abertzale

La Ley de Partidos dejó a la izquierda abertzale sin poder presentarse a las elecciones de 2003 y 2007. Hubo varios intentos, pero todos ellos fueron ilegalizados. Con el concejal de Medio Ambiente, José Antonio Pizarro, (hasta entonces de UA) ya integrado en el PP, llegan caras nuevas al Ayuntamiento. Como la de la jeltzale Beatriz Artolazabal. En cambio, la veterana María Jesús Agirre, mano derecha de Cuerda y madre de Gorka Urtaran, se despide del ruedo municipal.

concejales 2003 vitoria

  • 2007: Primera, y única, victoria del PSE

Con el PNV sin líder claro y el PP en momentos bajos a nivel español, las miras se vuelven al PSE. Lo ven como posible alternativa para el cambio vitoriano, en plena euforia por los primeros años de Zapatero en Moncloa. Y así, Lazcoz ganó con 9 escaños. Los mismos que el PP, al que superó por apenas 1.700 votos.

Pero la euforia fue efímera y, en apenas una legislatura, perdió tres concejales por el camino. Porque la trayectoria socialista en Vitoria-Gasteiz siempre ha ido muy ligada a la de su partido. En 1995, obtuvo su peor resultado con 4 concejales, los mismos que en 2015, con un PSOE hundido a nivel nacional.

Por su parte, EA se presentó en solitario y obtuvo el escaño de Antxon Belakortu.

  • 2011: La sorpresa de Bildu

En un Ayuntamiento reducido a 4 partidos, Bildu fue la gran sorpresa. No solo en Vitoria-Gasteiz, en todo Euskadi. En la capital alavesa, la Izquierda Abertzale (aliada entonces con Alternatiba y EA) logró el mejor resultado de su historia, superando el techo de 3 escaños que habían tenido hasta entonces. Un resultado que mejoraría en 2015 al convertirse en la segunda fuerza.

En 2011 IU y Ezker Batua también se quedaron sin representación. La organización autonómica estaba en guerra con la federal, y esto se tradujo en disputas internas que saltaron también a la luz. IU volvió al Ayuntamiento en 2015 con un concejal gracias a la coalición IU-Equo, llamada Irabazi.

Gorka Urtaran, hijo de María Jesús Aguirre, se presentó por primera vez a alcalde. El PNV quedó como segunda fuerza, menos de 500 votos por encima del PSE.

  • 2015: Ocurre lo inesperado

El PP de Javier Maroto rompió las encuestas y repetía con 9 escaños. EH Bildu se aupó con Miren Larrion al segundo lugar y el PNV de Urtaran quedó tercero. Pero la tensión durante la campaña electoral entre Maroto y el resto de fuerzas hizo que la oposición se uniera el día de la votación a la Alcaldía.

Ante la imposibilidad de que el PNV apoyase a EH Bildu, fue Miren Larrión la que dio un paso adelante. EH Bildu se sacrificó para posibilitar un pacto anti Maroto. En el último momento, el PSE rompió su pacto tras perder la alcaldía de Andoain, lo que obligó a Irabazi y Hemen Gaude a una asamblea de urgencia para modificar su voto y apoyar al PNV.

Tras mucha tensión, Urtaran sumó 14 votos y alcanzó la Alcadía con 5 apenas concejales. Y recondujo las relaciones con el PSE para comenzar el primero de sus gobiernos conjuntos en el Ayuntamiento vitoriano.

concejales 2015 vitoria

  • 2019: Unas elecciones muy reñidas

Vitoria-Gasteiz respalda en las urnas el pacto de gobierno PNV-PSE de la legislatura anterior. Así, el PNV pasa de ser tercero a ganar las elecciones municipales por primera vez desde 1995. Urtaran aumenta en 7 puntos su resultado de 2015 y pasa de 5 a 7 concejales.

Y, junto a su socio de gobierno, roza la mayoría absoluta. Mientras que la líder socialista, Maider Etxebarria, una aparente 'desconocida' rompe todas las previsiones y se coloca en segundo lugar.

El PP pierde el liderazgo tras 20 años de hegemonía. Se hunde y queda cuarto. Y EH Bildu también recibe el castigo por su respaldo anterior al PNV y baja al tercer puesto.

¿Habrá cambios el 28M de 2023?