Advertisement
Advertisement

Un año de cárcel y retirada de carnet para Emilio Titos por conducción temeraria

17 mayo, 2019

El director de la planta de Mercedes Vitoria se defendió de las acusaciones en el juicio: una testigo habló de que iban a toda pastilla y él aseguraba que fueron a dar un paseo

Actualizado viernes a las 15:30

Esta madrugada se ha conocido la sentencia contra el director de Mercedes Emilio Titos: un año de cárcel y retirada de carnet por el accidente que sufrió otro vehículo en 2016. El juicio se celebró este lunes en el Palacio de Justicia, y la sentencia no ha tardado en llegar. El juez ratifica el delito de conducción temeraria y asegura que Emilio Titos puso en peligro la vida de otro conductor. El hijo queda absuelto.

La sentencia considera probado que, tras realizar un adelantamiento peligroso, el director de Mercedes Vitoria frenó de golpe, provocando que el otro conductor se saliese de la calzada. La pena es de un año de cárcel, dos sin carnet y una sanción de 17.000 € que tendrá que pagar a la compañía aseguradora, según ha desvelado la SER. Aún es posible recurso contra esta sentencia.

  • Así fue el juicio

Durante el juicio el director de la planta dio su versión, muy diferente de la de la víctima, y habló incluso de chantaje. Emilio Titos y su hijo estaban acusados de conducción temeraria por haber circulado a velocidad excesiva, provocando un accidente en una zona de curvas cerca de Peñacerrada. En ese recorrido provocaron un accidente y no auxiliaron a la víctima, según el escrito del fiscal.

En el juicio Titos insistió en que salió a dar "un paseo" con el Mercedes de alta gama llegado para la Jornada de Puertas Abiertas. Dos vehículos de alta cilindrada con los que, insistió, en ningún momento incumplieron las normas de circulación. Titos insistió en que no realizaron ninguna competición y que se enteraron por la Policía de que se produjo el accidente. Según su testimonio en ningún momento tuvieron constancia de ningún accidente durante el recorrido.

Además Titos acusó al accidentado de haber intentado quedar con él para chantajearle, algo que negó la víctima: "No voy contra Titos ni contra su hijo", aseguraba en declaraciones a los medios. La defensa de Emilio Titos hizo especial hincapié en este intento de la víctima por contactar con el director de Mercedes Vitoria. De hecho incidió también en que la denuncia penal se interpuso meses más tarde, algo que el accidentado justificó por el cierre del proceso policial.

En su testimonio el conductor aseguró que los dos vehículos "iban como bólidos" y que le adelantaron los dos. El segundo le adelantó de forma peligrosa y, acto seguido, derrapó ante él. Tras esta maniobra él se asustó y acabó fuera de la calzada, con el vehículo siniestro total.

También declaró una conductora que auxilió al vehículo accidentado. En el juicio reconoció que los dos vehículos pasaron a gran velocidad por el puerto: "Iban a toda pastilla".