Los trabajadores de Bienestar Social se encierran en la residencia de Txagorritxu

20 diciembre, 2013

Los trabajadores del Instituto Foral de Bienestar Social han pasado hoy su segunda noche encerrados en la Residencia de Txagorritxu. Lo hacen para denunciar las imposiciones que está realizando el ente foral. La última, y la que ha agotado la paciencia de las trabajadoras, es la imposición de nuevos calendarios y la creación de un […]

ifbs

Los trabajadores del Instituto Foral de Bienestar Social han pasado hoy su segunda noche encerrados en la Residencia de Txagorritxu. Lo hacen para denunciar las imposiciones que está realizando el ente foral. La última, y la que ha agotado la paciencia de las trabajadoras, es la imposición de nuevos calendarios y la creación de un sistema de rotación obligatorio que romperá los equipos ya creados y que en muchos casos llevan años trabajando juntos de forma coordinada.

El IFBS cuenta con más de 1.000 empleados en diversas instalaciones y residencias repartidas por todo el territorio. Los trabajadores denuncian que las decisiones se toman desde la sede central del instituto, sin tener en cuenta las opiniones de los trabajadores. Y ello pese a que la experiencia de los empleados es más importante que la de los propios políticos, cargos elegidos por el Diputado General de Turno, que permanecen en el poder apenas cuatro años, y «sin pasearse ni siquiera por las residencias para conocer cómo funciona».

Las últimas medidas que el IFBS quiere imponer han creado gran irritación entre los trabajadores, ya que no supondrá ni mucho menos un ahorro para las arcas públicas y tan sólo creará malestar en los trabajadores. Hasta ahora los empleados del IFBS, en triple turno, tenían libertad para elegir una pequeña parte de su calendario anual, siempre cumpliendo con las horas anuales estipuladas. Pero desde ahora será el IFBS quien lo imponga, con una jornada partida en algunos casos. Desde el IFBS argumentan que la presencia de horas valle hace innecesario este servicio. Sin embargo, esas llamadas horas valle por el IFBS los trabajadores aseguran que son también de trabajo, y de preparación de las residencias para el resto de la jornada.

Los trabajadores también alertan de que todo este nuevo sistema «está diseñado con precipitación, sin contar con el personal afectado y sin tener en cuenta a los usuarios».

Este sábado tendrá lugar en Txagorritxu la fiesta anual de Navidad, en la que los residentes se unen a sus familias. Los trabajadores piensan mantener el encierro, evitando eso sí entorpecer en la celebración de la fiesta. Sin embargo, los trabajadores temen que esta misma noche puedan ser desalojados.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad