Encontrados 10 nidos de galápago leproso en Salburua

23 octubre, 2015

No se conoce a día de hoy otra población reproductora de esta especie en toda la Comunidad Autónoma Vasca.

El entorno de Salburua se ha convertido en el enclave más importante para la superficie del galápago leproso a escala regional después del descubrimiento de 10 nidos de esta especie en Ataria.

Entre finales de septiembre y comienzos de octubre se han localizado 10 nidos con unos 6 huevos de media de galápago leproso cerca del centro de interpretación de los humedales de Salburua. Según explica el coordinador de Ataria, Gorka Belamendia, es la primera vez que se detecta un nido de galápago leproso en toda la Comunidad Autónoma Vasca. Salburua además cuenta con la población más abundante a escala autonómica de este reptil catalogado como vulnerable.

El primer ejemplar de galápago leproso se identificó por primera vez en los humedales de Salburua en 2001. A partir de 2008 y en años posteriores se encontraron en otros humedales del municipio como el río Zadorra o el río Zalla.

Según los datos de 2014, desde 2001 se han identificado 58 ejemplares de galápago leproso diferente. También se han identificado dos galápagos europeos y se han extraído del medio 58 galápagos exóticos de 4 taxones distintos .

En 2013 se constató la primera reproducción del galápago leproso y en 2014, 4 ejemplares recién nacidos en el humedal de Salburua. Sin embargo, hasta ahora, no se habían detectado nidos. Los ejemples nacieron a finales de septiembre y se dirigieron al agua de las balsas del centro de interpretación de Salburua.

Pero el galápago leproso no es la única especie que ha llamado la atención recientemente el Salburua. El gato montes vuelve a campear después de 14 años. Fue fotografiado por Jose Antonio Legaristi, el 14 de septiembre que se topó con un ejemplar en la balsa de Arkaute. 18 días después, el 3 de octubre, Patxi Varona llegó a fotografiar a otro que presumiblemente sería el mismo.

Belamendia recuerda que hay que remontarse hasta el 16 enero 2001 para encontrar otra referencia de esta especie en Salburua. “En una trampa para visones se encontró una hembra de 2,145 gramos junto a la balsa de Arkaute. Esta hembra fue recapturada después, lo que certifica que la especie estaba asentada en el área. Poco antes se localizó un gato macho de más de 3 kilos 500 gramos muerto en la N-104, en el puente del río Santo Tomás a la altura de la localidad de Arkaute”.

Tras la publicación de la noticia de la aparición del gato montés en octubre, otro fotógrafo ha afirmado que en 2014 llegó a fotografiar otro ejemplar “lo que redunda que el gato montés habita en Salburua, aunque se trata de una especie de difícil detección porque no es fácil, ni divisarlo, ni avistarlo, ni detectarlo por sus indicios y que además se puede confundir con el gato domestico.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad