El PP se muestra dispuesto a suavizar la ordenanza de Locutorios

20 diciembre, 2013

El PNV presenta enmiendas que suavizan la norma

El Partido Popular está dispuesto a estudiar las enmiendas presentadas por el PNV a la ordenanza de locutorios. Enmiendas que suavizarían la norma presentada inicialmente por el alcalde, pero que parecen ser la única forma de que la polémica ordenanza salga adelante. PNV es la única formación que ha presentado enmiendas particales, ya que Bildu y PSE han presentado enmienda a la totalidad. El PNV del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz plantea eliminar de la nueva ordenanza el requisito de 600 metros de distancia mínima respecto a otros locutorios que el PP defiende para los nuevos establecimientos de estas características. “Es uno de los artículos donde se comprueba claramente que la ordenanza está dirigida contra un colectivo concreto. Más que ordenar este sector, lo que el alcalde busca es desmantelarlo, aunque para ello se vulneren las directivas europeas”, ha afirmado la concejala nacionalista Blanca Guinea.

Además de eliminar este régimen de distancias mínimas, EAJ-PNV propone que la venta en locutorios de bebidas no alcohólicas y alimentos envasados se sujete a la normativa vigente en materia higiénico-sanitaria. El borrador de ordenanza, abogaba sin embargo por la prohibición expresa del consumo de tabaco, alimentos y bebidas en el interior de estos locales con multas que llegarían hasta los 3.000 euros. “En este aspecto también queremos hacer una propuesta razonable frente a la medida desproporcionada que quiere imponer Maroto. De aprobarse la ordenanza tal y como la plantea el alcalde, se vulnerarían principios tan básicos como la libertad de comercio”, señala Blanca Guinea, que aboga por que esta prohibición se limite al tabaco y las bebidas alcohólicas.

Otro capítulo polémico que el Grupo Nacionalista propone suprimir del proyecto de ordenanza es el relativo a la estética de los escaparates. El borrador obligaría a los locutorios a dejar al menos un tercio de su fachada transparente, algo que el PNV quiere retirar. “Ningún otro tipo de actividad comercial tiene una obligación similar y, de repente, se quiere marcar esta imposición a un caso muy concreto, con lo que vuelve a quedar en evidencia el trasfondo discriminador de la ordenanza que presentó el PP”, destaca Blanca Guinea.

 

Urtaran ha valorado especialmente el carácter participativo de las enmiendas que el Grupo Nacionalista ha presentado a la ordenanza de locutorios. “Para redactarlas hemos recabado la opinión de los principales afectados por esta nueva normativa, de Gasteiz On y de expertos en políticas de comercio e inmigración. Queremos demostrar que, desde el diálogo, se puede dar la vuelta a una norma pensada para excluir”, indica el líder de la oposición.

El debate del proyecto de ordenanza de locutorios, cuyo plazo de ordenanzas finaliza hoy, se llevará a cabo en enero del próximo año. De los 25 artículos que componen este texto, el Grupo Nacionalista propone supresiones en seis, sustituciones en otros seis y adiciones en tres. “Con ello, queremos impulsar un cambio radical de una ordenanza que, tal y como está redactada, no puede salir adelante”, ha concluido Blanca Guinea

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad