Entre obras y andamios

8 junio, 2011

Desde hace casi un mes, la Calle Postas ha sufrido un importante estrechamiento, fruto de las obras de arreglo de baldosas rotas. Un parche que no es digno de una arteria tan importante para los vitorianos, y que puede llegar a provocar balsas y charcos en el futuro, con la eliminación de los sumideros ubicados […]

Desde hace casi un mes, la Calle Postas ha sufrido un importante estrechamiento, fruto de las obras de arreglo de baldosas rotas. Un parche que no es digno de una arteria tan importante para los vitorianos, y que puede llegar a provocar balsas y charcos en el futuro, con la eliminación de los sumideros ubicados en el centro de la vía.

Pero este estrechamiento también ha coincidido con la reforma que se está acometiendo en los tejados y la fachada de varios portales de las manzanas ubicadas entre Dato y la Virgen Blanca, en ambos lados.

El andamiaje sirve al mismo tiempo como soporte publicitario gratuito de la empresa encargada de dicha reforma. Una empresa que, curiosamente, apenas un mes antes de iniciar las obras, se encontraba a un paso de contratar una campaña de publicidad en varios medios.

Pero ¿qué publicidad puede ser más efectiva que dejarte ver con dos enormes carteles en el eje comercial de Vitoria? La pregunta en este caso es si el Ayuntamiento está ingresando algún dinero por la colocación de unos andamios que no sólo provocan un efecto embudo en esta arteria, sino que también han servido como potente trampolín para una firma a la que hay que felicitar por la efectiva campaña. Las obras siempre son bienvenidas, pero son tres portales realizados casi a la vez. Por suerte, los andamios se tendrán que retirar antes de La Blanca, con lo que el estrechamiento tiene fecha de finalización.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad