El Ayuntamiento cuestiona la veracidad de los envenenamientos de perros

22 noviembre, 2016

En los últimos meses no se ha detectado ningún tóxico en los análisis ni tampoco hay informes veterinarios al respecto

perros-sueltos-vitoriaLa psicosis desatada por los envenamientos de perros en Vitoria-Gasteiz no tiene su traslado en los análisis posteriores. No hay ninguna prueba ni informe veterinario que avale las denuncias realizadas en los últimos meses especialmente a través de las redes sociales.

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha asegurado hoy que no ha detectado desde 2014 ningún tóxico en parques y jardines de Vitoria-Gasteiz. El último tuvo lugar en la zona de Betoño hace dos años cuando se comprobó que un pesticida había sido ingerido por al menos cuatro perros.

Ninguna clínica ha atendido en los tres últimos meses perros intoxicados

La mayoría de clínicas veterinarias ha confirmado al Ayuntamiento que en los últimos tres meses no se ha atendido ninguna intoxicación por posible envenenamiento. Tampoco ha existido, asegura, ningún positivo en los análisis realizados este año por posibles productos tóxicos: "Ha habido alguna sospecha de las clínicas, pero no se ha materializado ninguna muestra", ha asegurado López de Munain a preguntas de Podemos e Irabazi. El concejal socialista ha recomendado al de Podemos que "no deje de vigilar qué come su perro en el parque".

En cualquier caso el Ayuntamiento convocará al Elkargune de animales para una reunión monográfica y abierta, en la que se analizará la situación, tal y como había pedido EH Bildu.

En los últimos meses el Ayuntamiento ha analizado 13 muestras de productos sospechosos encontrados en parques y jardines. Lo ha hecho con sus propios medios, que el propio concejal ha calificado de limitados. Ninguna de esas pruebas han dado positivo en las investigaciones realizadas. Si se quisiera hacer un análisis más detallado se tendrían que trasladar las pruebas a un laboratorio de Madrid, lo que elevaría el coste del análisis.

En los últimos meses han fallecido al menos tres perros y otros habrían resultado intoxicados. El primero fue Flecha en Aranbizkarra y posteriormente Rocky en El Pilar. El último fue Hiru. Estas situaciones llevaron incluso a dueños de perros a organizar una protesta. Sin embargo Policía Local y el Ayuntamiento no tuvieron constancia de ello ni pudieron realizar análisis sobre las posibles ingestas.

No hay ninguna muestra y no hay informe ningún informe veterinario

"Tengo la sensación de que esto tiene pocos visos de realidad, no hay ninguna muestra positiva, no hay informe veterinario ni ningún envenenamiento", ha asegurado Lópes de Munain. En cualquier caso Peio López de Munain ha recordado que, siempre que se vea algún producto sospechoso, es necesario "llamar a la Policía, recoger una muestra del producto sospechoso y acudir a un veterinario".

"En los últimos años no hemos tenido ninguna notificación oficial de la red de clínicas veterinarias de la ciudad. No se ha reportado ningún caso probado de envenenamiento para poder iniciar el protocolo". Un protocolo que lleva a investigar únicamente los productos tóxicos cuando un animal haya ingerido el producto y exista un informe veterinario. Si no existe dicho informe la muestra no se realiza a fondo.

Irabazi y Podemos han reprochado al Ayuntamiento que, si no existen pruebas de las intoxicaciones, se haya dejado hacer la bola más grande y se haya creado una psicosis generalizada en los dueños de perros. López de Munain ha respondido que se actuó desde el principio: "Estamos actuando desde que tuvimos conocimiento serio".