“El Ayuntamiento convirtió Errekaleor en un barrio insalubre para que nos fuéramos”

| 1 septiembre, 2017

Un exvecino de Errekaleor denuncia que se siente “estafado” por el Ayuntamiento: “Me echaron de mi hogar porque necesitaban derribar el barrio y no lo han hecho”

Portal donde “todavía vivía algún vecino”.

Gabriel García residió con su hijo durante doce años en Errekaleor, donde compró en julio de 2000 un piso que abandonó “a regañadientes” en diciembre de 2012. Las fotografías que ilustran este artículo, realizadas por él mismo, están fechadas en octubre de 2011, no mucho antes de marcharse.

Ahora tiene 59 años y, si el Ayuntamiento no hubiese expropiado su vivienda para recolocarle en Arkaiate hace cinco, “nunca habría abandonado el barrio. A esas edades, ya tenía pensado pasar allí lo que me quedaba de vida. Yo vivía muy bien en Errekaleor”. Este vecino acusa directamente al Ayuntamiento de realizar durante años ‘mobbing inmobiliario’ para que los vecinos se fueran del barrio.

García critica que Errekaleor siga aún hoy en pie: “Si no lo tiran abajo, considero que el Ayuntamiento nos ha robado nuestras casas. Me echaron de mi hogar porque, según decían, necesitaban derribar Errekaleor. Y todavía no lo han hecho. Me siento estafado”.

Este vecino recuerda con una mezcla de indignación y nostalgia cómo era Errekaleor en el año 2000: “Me sorprendí mucho al encontrar en Vitoria un barrio tan tranquilo. Parecía un pueblecito. Los niños de 4 ó 5 años estaban sueltos por las calles y jugaban sin ningún tipo de peligro, porque casi no había tráfico. La carretera termina en Errekaleor y las únicas personas que solían circular en coche por el barrio eran sus residentes. Además, tiene mucha zona verde“.

Ya entonces “se oían rumores de que el Ayuntamiento planeaba desalojar a los vecinos. Inicié alguna reforma en mi casa y entonces recibí una notificación oficial que me aconsejaba no solicitar licencias de obras porque ya existía un plan con respecto al barrio“, señala García, que formó parte de la plataforma vecinal contra el derribo de Errekaleor.

El Ayuntamiento pretendía en un principio construir chalés en Errekaleor y negó cualquier ayuda para reparar las viviendas

Las humedades por capilaridad a causa de la lluvia son el “mayor problema” que presentan los edificios del barrio. Antes de la expropiación los vecinos contactaron con “varias empresas que nos garantizaron una correcta reparación de nuestras viviendas y, especialmente, de las fachadas. Nos decían que no había ningún problema en impermeabilizarlas para evitar las filtraciones de agua”.

Sin embargo, el Ayuntamiento “aseguró que no merecía la pena arreglarlas. Y también negó cualquier ayuda” en este sentido.

Argumentó que “salía más barato derribarlas y levantar otras nuevas”. Por entonces, “pretendían construir en Errekaleor chalés adosados y viviendas unifamiliares. Hubiese sido un pelotazo urbanístico tremendo”.

Las viviendas vacías pasaron a ser propiedad de Ensanche XXI y se convirtieron en auténticos vertederos

En esa época, “había mucho tejemaneje inmobiliario, sobre todo por parte del Ayuntamiento, que es el que más gana con todo esto al ser el dueño del suelo”. Y “al principio, ninguno queríamos irnos. Luego, poco a poco nos fueron medio convenciendo, medio obligando”.

  • Mobbing inmobiliario del Ayuntamiento

García denuncia: “Hemos sufrido mobbing inmobiliario. Las viviendas deshabitadas pasaron a ser propiedad de Ensanche XXI, por lo que entiendo que esta sociedad urbanística municipal era la encargada de mantenerlas en ciertas condiciones, aunque estuvieran cerradas”.

Sin embargo, “se convirtieron en auténticos vertederos. Así lo pudieron ver representantes del Ayuntamiento en la visita que hicieron al barrio en octubre de 2011″. En ese encuentro, los vecinos les enseñaron el interior de las viviendas vacías, que estaban muy degradadas. “Había porquería por todas partes y bombonas de butano abandonadas. En muchas casas entraron a robar y se llevaron todo lo que pudieron, como radiadores, calderas, etc. Aquello estaba destrozado”.

Las viviendas deshabitadas se llegaron a alquilar de manera ilegal

“El Ayuntamiento nos aseguró que no quería okupas en las casas vacías. Por eso, cuando entregábamos las llaves de nuestra vivienda firmábamos un documento que contenía una claúsula opcional donde se especificaba que habíamos dejado los accesos tapiados antes de irnos. Pero en vez de aceptar esa condición, podíamos autorizar al Ayuntamiento para que se hiciera cargo de tapiar los domicilios abandonados. Todos optamos por esto último, que era lo más sencillo”, explica.

Pero tanto los ladrones como los okupas “lo tenían muy fácil para acceder a las viviendas, como se ha podido comprobar. En la mayoría de la casas sólo tapiaron las ventanas de la planta baja”.

En el portal con el acristalamiento de la puerta destrozado de la imagen “todavía vivía algún vecino”. Al igual que en el piso de la ventana tapada parcialmente con un plástico que da a las escaleras del portal.

“Como el cristal desapareció, el vecino que aún residía en esa altura puso ese plástico para que no entrara el agua de lluvia y se colara dentro de la vivienda”. Mientras García vivía en Errekaleor, incluso “llegó al barrio un ciudadano de origen subsahariano que se aprovechaba de sus compatriotas y les alquilaba las viviendas abandonadas. Pero se le denunció y le echaron”.

Los gatos criaban y morían dentro de los domicilios abandonados, que estaban plagados de ratas

“Algunos ladrones derribaban los muros de ladrillo que tapiaban las puertas para poder acceder a las viviendas, que se quedaron abiertas. Se metían los gatos, que criaban y morían allí dentro. También estaban plagadas de ratas. La dejadez del Ayuntamiento convirtió Errekaleor en un barrio insalubre. Y las instituciones no hicieron nada para solucionar esta situación, que afectaba seriamente a la calidad de vida de los vecinos que seguíamos viviendo allí”.

En 2012, en el barrio de 192 viviendas “permanecíamos una veintena de vecinos. De hecho, cuando yo me marché, en mi portal se quedó una persona mayor durante bastante tiempo porque no le gustó el piso que le ofrecía el Ayuntamiento”.

“Que las viviendas vacías de mi bloque estuvieran en estado de ruina y tener que convivir con gatos muertos y ratas fue definitivamente lo que me hizo tomar la decisión de marcharme de Errekaleor y aceptar la oferta del Ayuntamiento”.

A la pregunta de si el “total abandono” al que fueron sometidas las viviendas vacías de Errekaleor fue una estrategia del Consistorio para obligar a los últimos residentes del barrio a abandonar sus casas cuanto antes, García responde con rotundidad. “Sí, a los representantes del Ayuntamiento se lo dije claramente: esto que hacéis aquí es mobbing inmobiliario”.

“Mantenéis el barrio así de forma intencionada para obligarnos a irnos y que no vayamos a pelear al Ayuntamiento. Se mosquearon conmigo y me dijeron que no les podía acusar de eso. Y es cierto que no lo puedo demostrar, pero es lo que pienso”, recalca. Además, durante la pasada legislatura el bus dejó de entrar en Errekaleor, la recogida de basuras era cada vez menos habitual y se cerraron algunos espacios comunes.

Tuvo que pedir un crédito personal de 35.000 euros para afrontar los sobrecostes derivados del realojo

Errekaleor se construyó en los 50 como un barrio dormitorio que acogió a parte de la población obrera llegada a Vitoria desde otras localidades para trabajar en la floreciente industria de la capital alavesa. Era ‘El mundo mejor’, donde se levantaron “viviendas baratas”. Y fue precisamente el bajo precio de los pisos, unido al “buen ambiente”, el motivo de que García abandonara Mondragón y se instalarara en Errekaleor en el 2000.

Por entonces, trabajaba en Eskoriatza y “allí la vivienda era mucho más cara. En los años del ‘boom inmobiliario’ tampoco era fácil encontrar un piso asequible en Vitoria. Y Errekaleor era el barrio más barato o de los más baratos de la ciudad”.

García considera que el fue “uno de los más perjudicados” por la expropiación de viviendas en Errekaleor. “Era de los que menos tiempo llevaba en el barrio. Mientras que la mayoría de los vecinos habían residido allí toda su vida y probablemente ya tendrían el piso pagado”.

En este sentido, se vio obligado a “pedir un crédito personal de 35.000 euros principalmente para poder abonar los gastos de escriturado, de cancelación de la hipoteca del piso de Errekaleor, los de apertura de una nueva” sobre la vivienda que el Ayuntamiento le dio a cambio en Arkaiate, etc. “Fue una ruina”. También destinó una pequeña parte de ese dinero a amueblar su domicilio actual. “Estaba totalmente vacío. De Errekaleor me pude llevar la cama, algún mueble, el frigorífico y la lavadora”.

Una caldera arrancada de la pared.

Además, “según el tipo de hipoteca que escogí para el piso de Errekaleor, debía amortizar los intereses durante los primeros años antes de empezar a pagar el precio de la vivienda. Al final, me fui de allí con la misma hipoteca que ya tenía”.

Por eso, en su opinión “todo lo que pagué de hipoteca durante los doce años que viví en el barrio fue dinero tirado a la basura”. Cuando abandonó Errekaleor “seguía con una hipoteca de 95.000 euros, a la que se sumó el crédito personal de 35.000 para afrontar los sobrecostes” derivados del realojo.

“El Ayuntamiento exigía a los constructores que algunas viviendas de VPO tuvieran unas características concretas para destinarlas a los vecinos de Errekaleor. Por ejemplo, debían contar con una superficie similar a las que se expropiaron”. Para compensar la pérdida patrimonial que supone cambiar un piso libre por otro de protección oficial, “al cabo de unos quince años podíamos vender la nueva vivienda. Y, desde el momento en que la recibíamos, se nos permitía abandonarla y alquilarla”.

Me quitaron mi casa para permitir que otros vivan gratis en ella

La primeras explicaciones que dio el Ayuntamiento a los vecinos sobre el porvenir de Errekaleor sostenían que “se debía adecuar el barrio a la futura situación del Anillo Verde. No encajaba en el plan de ampliación de Vitoria, que prevía la expansión de Salburua hasta allí. Estéticamente desentonaba y había que hacer algo con Errekaleor”.

Posteriormente, el Ayuntamiento reveló su intención de derribar el barrio. Para ello, a los argumentos iniciales añadió que eran “unas viviendas muy antiguas”. En este sentido, señaló que “en teoría no cumplían con la normativa aplicable a las viviendas de nueva construcción”. Y que “necesitaban una rehabilitación que resultaría más cara que su derribo”.

Aunque “no nos comentaron nada de que hubiera amianto en los edificios ni sufrieran aluminosis. El Ayuntamiento esgrime actualmente informes técnicos que señalan ambos problemas para justificar el derribo del barrio. Se trata de un argumento al que, sin embargo, se oponen algunos grupos municipales. Por otro lado, “la instalación eléctrica sí era deficiente y necesitaba una puesta a punto”.

García se muestra ahora a favor de derribar Errekaleor, que es lo que le prometieron. Por tanto, se opone al movimiento okupa asentado en su antiguo barrio. “Me quitaron mi casa para permitir que otros vivan gratis en ella”, concluye.


14 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Laura dice:

    espero que lo derriben ya, que estamos hartos de tanto jeta.

  2. Alcaporro dice:

    Debería ir la Ertzaina y llevar a esos ocupas a los calabozos. Al día siguiente dinamitar los edificios. Y después hacer las huertas ecológicas. Y punto.

  3. Ricardo dice:

    No sé, todo el mundo echando pestes con los realojos, pero yo ya conozco a más de uno que está encantado con el cambio. Piso nuevo con ascensor y plaza de garaje, a cambio de su piso antiguo que se cae a pedazos… Para nada se sienten estafados. Así que de todo habrá

  4. arovan dice:

    Otra de las consecuencias de poner en la alcaldía al representante de la tercera fuerza electoral , rehen de la izquierda abertzale y sin criterio propio , cuatro años perdidos .

  5. Txarli dice:

    Tirar Errekaleor ahora seria hacerles el mayor favor que se le puede hacer al Ayuntamiento en este tema. ¿Por que no acudir a los juzgados a solicitar la devolucion del piso y volver a recuperar un barrio diferente en la ciudad?

    Robin Hood pero al reves: Echar a los pobres de sus casas para construir chalets.

    Un error no se soluciona cometiendo un error mayor.

  6. Maitasuna antolatu dice:

    Es vergonzosa la violencia que el ayuntamiento, junto con Ensache21 (sociedad en la que participan inversores privados) han ejercido en las últimas décadas sobre las vecinas y vecinos, no solo de Errekaleor, sino también de muchas otras zonas de la ciudad (Olarizu, Casco Viejo…). Su único fin ha sido el lucro y la especulación, sin tener en cuenta nunca las necesidades de los que habitamos esta ciudad ni la historia y vida de sus barrios. Con los años ya hemos visto el fruto desastroso de estas políticas urbanísticas y el fracaso del modelo de ciudad que han tratado de imponer los distintos equipos de gobierno.

    Desde el absoluto respeto a quienes han sufrido y siguen sufriendo sus consecuencias, quiero recordar ese dicho que dice ” mal de muchos, consuelo de tontos”. El ayuntamiento no os ha engañado por decir que iban a derribar el barrio y después no hacerlo, nos engaña desde mucho antes; cuando tratan de hacernos creer que este tipo de proyectos están pensados para mejorar las condiciones de vida de la gente, cuando sabemos que nunca ha sido así. Del mismo modo que en tu curro manda el jefe, en tu ciudad también. Y solo mejoran tus condiciones si pueden sacar beneficio de estas mejoras.
    Todos sabemos que ahora mismo Errekaleor vuelve a tener vida y muchísimo futuro. Quieren destruir este proyecto porque ha demostrado que cuando la gente se junta y trabaja para el colectivo, hace las cosas mucho mejor que las oxidadas instituciones. Gracias a la rehabilitación integral del barrio y su soberanía energética ya no hay escusa que valga, Errekaleor se queda!! Se queda porque no solo lo disfrutan sus vecinas sino una gran parte de Gasteiz; y si ayuntamiento y gobierno vasco siguen con su plan de desalojo y derribo, además de dejar claro su falta de escrúpulos y sentido común, puede que las salga muy pero que muy caro.

    Larga vida a Errekaleor! ERREKALEOR BIZIRIK!!

  7. Isabel dice:

    Lo mismo ha ocurrido con los pisos de Avenida Olarizu , echaron a mucha gente para reubicarlos en las torres de Mercadona y así tirarlos , y años después todavía no los han tirado , están siendo ocupados por gente conflictiva y se planea reformarlos para gente joven … Qué falta de seriedad y vergüenza .

  8. Celevito dice:

    Algún dia se recordará la gestión municipal sobre este asunto como uno de los borrones de su historia. Derribo ya aunque sólo sea por coherencia. ¡¡Basta ya de ekopijos a los que sus mamás les llevan fiambreras con la comidita semanal (caso real)!! Y un nuevo ejemplo de cómo una sociedad pública, Ensanche XXI puede prostituirse sirviendo a los intereses privados primero, y convertirse en un lastre inoperante después, cuando sus “inventores pperos” desaparecen. ¿Para cuándo una limpieza?

  9. Josh dice:

    A mi abuela la echaron engañándola de su domicilio en la calle Santo Domingo, Nº 38,(casco antiguo) la única inquilina que vivía en todo el edificio. Hace ya 3-4 años que la engañaron diciéndole que era por riesgo de derrumbe y que como a una maceta, le re colocarían. Hoy, 1 de septiembre de 2017 sigue viviendo con sus hijas, mentirosos y estafadores. El edificio sigue en pie, la casa de mi abuela, reformada y en perfectas condiciones pasó de buena fe a nombre del ayuntamiento esperando y sin ningún tipo de riesgo de caerse a cambio de lo que se la prometió. Obviamente no van a mover ni un dedo por mi abuela, ahora ya lo sabemos pero bueno, que en Vitoria, no solo se ha engañado a las personas de Errekaleor, también estaría bien que se recordase este caso.

  10. Demy dice:

    Una vergüenza engañar a toda esa gente
    Yo me incluyo
    Tirarlo ya
    Que para eso nos echasteis

  11. ciudadano 1 dice:

    Es lo que tiene el estar al servicio de quien quiere convertir a Alava, y en concreto a Vitoria, en una ciudad y provincia en la que los que mandan son una minoría que va contra una mayoria

Responder a Maitasuna antolatu Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

gasteiz hoy

Primer periódico digital de Vitoria.
Noticias Vitoria-Álava

En Gasteiz Hoy encuentra las últimas noticias de Vitoria y Álava. Somos el primer periódico digital de Vitoria-Gasteiz sobre la ciudad, los barrios y toda la actualidad que afecta a los ciudadanos de Vitoria-Gasteiz. Ocio en Vitoria, Turismo Vitoria, Obras de Vitoria, información de Tuvisa Vitoria-Gasteiz, Tráfico de Álava y otras noticias de Vitoria y Álava. Periodismo ciudadano e independiente para lectores alaveses críticos en el primer periódico digital de Vitoria. Gasteiz Hoy, todos los derechos reservados.