La cesión del frontón de Lakua a Osakidetza deja a tres personas en ERTE

11 mayo, 2021

Tres trabajadoras del servicio del control y limpieza del frontón se han ido a ERTE

El frontón Lakua03 de Vitoria-Gasteiz es desde hace varias semanas un nuevo punto de vacunación contra el coronavirus. El Ayuntamiento cedió este espacio a Osakidetza el pasado mes de abril para habilitarlo como “vacunódromo”. De esta forma Osakidetza ha pasado a gestionar toda la instalación.

Según denuncia LAB, este hecho ha supuesto que la empresa concesionaria del servicio del control y limpieza del frontón, Disport Eki, haya
aplicado un ERTE a las cancheras que trabajan en la instalación. "Tres personas que, sin comerlo ni beberlo, se ven abocadas al paro durante un mínimo de 6 meses. Estamos hablando además de personas con unos salarios bajos, un factor de consolidación de la precariedad", afirman.

"¿Tan difícil hubiera sido haber mantenido a estas tres personas trabajando en la instalación, haciendo gran parte de las labores que ya venían realizando, como son la apertura y cierre de la instalación, el control de acceso o la limpieza de ésta?", se preguntan. "Queremos denunciar la carencia de planificación y la improvisación con la que actúa el Ayuntamiento de Gasteiz, así como la desprotección a la que aboca una vez más al personal de las subcontratas de un servicio público".