"Está roto, doblado o desaparecido todo lo que sobresale del monumento"

29 enero, 2024

El Ayuntamiento "tomará medidas" para restaurar el monumento

Hispania Nostra ha confirmado este lunes la entrada del Monumento a la Batalla de Vitoria en su Lista Roja del Patrimonio. La asociación pide de esta manera al Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz que se apresure en rehabilitar este monumento que se encuentra en mal estado.

monumento hispania nostra batalla vitoria

Foto: Hispania Nostra.

Esta es la valoración completa de Hispania Nostra sobre el Monumento a la Batalla de Vitoria:

"Presenta un alto estado de deterioro"

"Desde su construcción, el monumento ha sido objeto de algunas intervenciones parciales (1963 y 1984). Pero en la actualidad presenta un alto estado de deterioro con múltiples fisuras y desprendimientos".

monumento batalla hispania nostra

Foto: Hispania Nostra.

"De manera que todo lo que sobresale del relieve como gorros, sables, bayonetas, plumas, espuelas estandartes o símbolos está roto, doblado o desaparecido. En el 2001 se acometió la última intervención importante".

El Ayuntamiento tomará medidas

Tras esta decisión, y preguntado por el Partido Popular, el portavoz de Urbanismo, Pasucal Borja, ha asegurado que el Ayuntamiento "tomará medidas" para restaurar el monumento. Algo que harán "siguiendo las recomendaciones técnicas" al respecto.

monumento batalla vitoria hispania nostra

Foto: Hispania Nostra.

Por su parte, el PP que ha pedido impulsar este mismo 2024 la restauración de este monumento: "Un símbolo de Vitoria y parte de la postal de nuestra ciudad".

Sin embargo, tal y como se aseguró en su centenario, en 2017, el Ayuntamiento aseguró que su restauración es "muy difícil".

monumento batalla vitoria

La parte de arenisca está compuesta por un material que se degrada fácilmente. Y por eso la solución de una reforma integral sería tan sólo provisional, recalcaron en su día desde el Ayuntamiento.

Por tanto, el Consistorio no actuó en su rehabilitación. Hay que recordar que en 2013 el Ayuntamiento ya le dio un lavado de cara, no sin polémica. Su mayor problema es que los materiales se han ido degradando con el tiempo, fruto del vandalismo y del paso de los años.