Advertisement
Advertisement

Euskadi modificará las condiciones de la RGI

13 mayo, 2021

La retirada de la Renta estará ligada al rechazo de trabajos o de itinerarios de inserción

La Renta de Garantía de Ingresos sufrirá varios cambios para mejorar su gestión. El Gobierno Vasco ha presentado el el borrador de la Ley del Sistema Vasco de Garantía de Ingresos e Inclusión. Esta ley busca “profundizar en la cohesión social de Euskadi para que nadie se quede atrás”. La prestación se reconocerá de forma indefinida, con posibilidad de anularla en caso de que se rechace un empleo.

Tal y como ha explicado Mendia, “nuestro punto de partida es el reconocimiento de que el sistema vasco de inclusión social y garantía de ingresos, con una historia de 30 años, es una de las principales señas distintivas del autogobierno vasco, un éxito colectivo, la mejor inversión social para proteger a quienes pasan por un bache en la vida y un referente fuera de Euskadi”.

El borrador de la Ley del Sistema Vasco de Garantía de Ingresos e Inclusión incorpora numerosas novedades.

En el acceso:

  • Se facilita el acceso de familias con menores, disminuyendo el requisito de empadronamiento de 3 a 2 años.
  • Se facilita el acceso a víctimas de violencia de género y doméstica, víctimas de trata y explotación sexual y personas reconocidas como refugiadas, o que formen parte de acuerdos de reubicación de la UE.
  • Se facilita el acceso a víctimas del terrorismo, y se les exime del requisito de empadronamiento previo ( al igual que las colectividades vascas el exterior).
  • Se incrementa la prestación para pensionistas, familias monoparentales y con menores a cargo.

En las obligaciones:

  • Se establecen requisitos objetivables vinculados la prestación.
  • Se incorpora la posibilidad de perder parte de la prestación, en vez de la totalidad para proteger a la infancia.
  • Se vincula la extinción a la finalidad de la prestación, endureciendo las consecuencias de los incumplimientos irreversibles en materia laboral (rechazar una oferta de trabajo).
  • Se percibe la prestación al mes siguiente de la solicitud, en caso de declaración responsable.
  • La cuantía de entrada se establece a los rendimientos del mes de la solicitud.
  • Revisión trimestral de la cuantía (modelo francés), eliminando indebidos.
  • Se establece control trimestral de la unidad de convivencia y de los ingresos, para determinación de la cuantía.
  • La prestación se reconoce de manera indefinida, incorporándose sucesivas capas de control.

En las sanciones:

  • Se establece la sanción, de carácter económico, por cooperación.
  • No se establecen sanciones económicas a las personas titulares, salvo en las infracciones leves.
  • Se incorpora la extinción de la prestación y la imposibilidad de acceder de nuevo por un tiempo limitado en diferentes grados y supuestos.
  • Se introduce la responsabilidad de beneficiarios de 16 a 18 años, para quienes se prevé una prestación de interés social como sustitutoria de la sanción.
  • Se establece el Plan Integrado y Personalizado de Inclusión, al año de iniciar la prestación, como un instrumento de intervención en profundidad, con dos años de duración.
  • En ese marco se establece la obligación de Lanbide de ofrecer a las personas titulares, al menos, una oferta de empleo o una actividad formativa.
  • Se establece el carácter permanente de los estímulos al empleo y se adopta la fórmula actual de manera transitoria.

El texto estará disponible en Irekia durante un mes para recibir las alegaciones públicas, tras lo cual se someterá a los informes preceptivos antes de su aprobación por el Consejo de Gobierno y remisión al Parlamento, previsto para el último cuatrimestre de este año.

La Vicelehendakari ha recordado que la pasada legislatura no fue posible culminar su reforma, “pero la propuesta que se presentó entonces sirvió para abrir un debate en el que pudieron participar decenas de asociaciones y expertos”. Sobre ese documento y las aportaciones recibidas se ha emprendido ahora esta reforma con el factor añadido del Ingreso Mínimo Vital, así como con el proceso puesto ya en marcha de transformación del Servicio Vasco de Empleo Lanbide.

Objetivos y novedades de la ley

La reforma de la ley pretende, sobre todo, llegar a nuevas realidades familiares, atender con más intensidad a aquellos hogares en los que hay menores o pensionistas, así como profundizar en el campo de la inclusión social y laboral. El borrador de la ley avanza en el compromiso número 11 del programa de Gobierno, que habla de la mejora del Sistema vasco de garantía de ingresos contra la exclusión para reforzar el modelo, profundizar en su universalización, mejorar la agilidad y el rigor en la tramitación, e incentivar la inclusión social y laboral de las personas perceptoras.

Los objetivos que se ha fijado el gobierno son:

  • Integrar el Ingreso Mínimo Vital en el modelo vasco de garantía de ingresos
  • Ampliar la cobertura del sistema y mejorar la suficiencia de las cuantías garantizadas, especialmente donde hay menores
  • Simplificar y agilizar la gestión de las prestaciones económicas, con una mayor seguridad jurídica y mejorando al tiempo las herramientas de identificación y control
  • Ser más eficaces en la inclusión social y laboral, fundamentalmente mediante el trabajo coordinado de los Servicios Sociales y de Empleo
  • Mejorar la gobernanza del Sistema Vasco para la Garantía de Ingresos y la Inclusión Social, con mayor coordinación entre administraciones
  • Facilitar la participación del Tercer Sector de acción social