Euskadi supera el 70% de población diana vacunada sin previsión de aliviar las restricciones

9 agosto, 2021

El debate entre convivir con el virus en una sociedad mayormente vacunada o esperar a su erradicación se abre de forma importante

Euskadi ya ha superado el 70% de la población mayor de 12 años vacunada por coronavirus. El 71% de los mayores de 12 años han recibido ya las dos dosis, y otro 6% está a la espera de recibir la segunda dosis. A ello hay que sumar quienes han pasado el covid-19 en los últimos seis meses y por tanto debería tener ya anticuerpos. Euskadi es además la cuarta comunidad con mayor porcentaje de población diana vacunada, solo por debajo de Extremadura, Asturias y Galicia.

La vacunación avanza por encima de lo esperado y, sin embargo, no hay de momento previsión de aliviar las actuales restricciones. Más al contrario: el enfoque en las últimas semanas ha estado en endurecerlas. El 70% de la población total vacunada se estableció en un principio como el límite para alcanzar la llamada inmunidad de rebaño.

Pero aparición de la variante Delta (más contagiosa, pero no más letal) ha hecho tambalear estas previsiones en todo el mundo, y ya se mira al 90%. Precisamente, hoy han llegado a Euskadi 180.000 dosis, 60.000 más de las habituales, para continuar con el proceso de vacunación. A comienzos de esta semana, los primeros menores de 30 años que recibieron la vacuna estarán ya inmunizados.

En Euskadi el Gobierno Vasco no ha convocado el LABI y en los próximos días se celebran las Semanas Grandes de Donostia y Bilbao, lo que hace pensar que no se levantarán las restricciones vigentes.

Eso sí, en este contexto se abre un nuevo debate: el uso del certificado de vacunación como ‘pasaporte’ para acceder a algunos espacios públicos. Una idea que viene desde Francia y que ya se ha instalado en algunas comunidades autónomas.

No es otra ola igual

En los próximos días continuará la vacunación, mientras la incidencia se mantiene en número elevados. En realidad, la incidencia se mantiene en niveles altos porque hay personas vacunadas que también dan positivo. Pero no se puede analizar la incidencia actual de la misma forma que en las anteriores olas.

La gran mayoría de las personas vacunadas no se contagia. Y La gran mayoría de las personas vacunadas que se contagia apenas tiene síntomas graves. El coronavirus tiene menor gravedad en la población vacunada. Aunque también hay situaciones graves, pero son las menos.

La aparición de la variante Delta, con una velocidad de contagio mucho mayor, ha alterado todos los sueños de abandonar la pandemia pronto. Esta variante no es más grave que las anteriores, pero su mayor velocidad de contagio dispara la incidencia. Las vacunas han mostrado eficacia contra los síntomas graves de la enfermedad.

En este contexto se abre de nuevo el debate: ¿cuánto tiempo más habrá que vivir con precauciones y restricciones?, ¿debemos volver a la normalidad y convivir con el virus en una sociedad en la que la mayoría de la población ya está vacunada?, ¿o debemos esperar a que el virus desaparezca por completo y, mientras tanto, asumir las restricciones vigentes?

El debate es amplio, y en el último año ha quedado claro que hay una gran polarización entre quienes piden levantar las restricciones y quienes creen que toda restricción es poca. Unos llaman a otros irresponsables. Otros llaman a unos sometidos. Un debate en el que parece no haber medias tintas en gran parte de la población, y acrecentado por la irascibilidad existente ahora mismo en la sociedad. Pensábamos salir mejores, pero una pandemia desestabiliza a cualquiera.

El certificado de vacunación

En medio de este debate surge la obligatoriedad de la vacunación en Euskadi. Tanto Ramiro González como Gorka Urtaran se han mostrado favorables a requerir el certificado de vacunación en algunas cuestiones. Urtaran considera, eso sí, que no se puede pedir este pasaporte cuando aún no ha habido opción a que toda la población se vacune.

Son muchas las voces que piden utilizar este 'pasaporte' también en espacios públicos de Euskadi. Así se hace ya en algunas comunidades autónomas, pero en algunos casos los tribunales de justicia están anulando estas cuestiones. En realidad, el debate sobre la vacunación obligatoria no es algo nuevo. Hay escuelas infantiles que ya exigen la vacunación de los menores para su ingreso, no sin polémica. Ahora esta situación se traslada a los adultos.

Ramiro González sí ha pedido a las instituciones articular algún mecanismo para que las personas que no se quieran vacunar no trabaen en residencias.

Las vacunas

Euskadi avanza en la vacunación, y esta semana llegarán nuevas dosis de Pfizer. La vacuna de Pfizer es hasta el momento la más utilizada: el 70% de las dosis inoculadas en Euskadi son de Pfizer. En segundo lugar está Astra Zeneca, seguida por Moderna. Janssen, la vacuna monodosis, apenas ha llegado a una pequeña parte de la población.

Cuanto antes avance la vacunación, más difícil será que el virus mute. Pero no solo en Europa: es necesario controlar la pandemia en todo el mundo, y ahí está el siguiente debate. Algunos países proponen inocular una tercera dosis en el primer mundo. Incluso la ministra de Sanidad llegó a hablar de ello. Pero la OMS y numerosas organizaciones exigen vacunar antes en el tercer mundo.

La pandemia allí ha tenido también impacto, aunque la menor movilidad ha dejado a salvo a numerosos países. Y la pandemia no pasará a la historia si tan solo se inmuniza al primer mundo.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad