Euskadi se abre a la diversidad, aunque con actitudes “menos tolerantes” hacia extranjeros y gitanos

6 julio, 2021

El estudio de Ikuspegi y el Departamento de Igualdad refleja una mayor diversidad y tolerancia, con cuestiones que mejorar respecto a algunos colectivos

La sociedad vasca es cada vez más diversa, y más tolerante. Aunque todavía “queda trabajo por hacer” principalmente con colectivos como la comunidad gitana o la población de origen extranjero. Así lo revela el informe de Ikuspegi y el Departamento de Igualdad hecho público este martes.

El estudio destapa que “el 24,4% de la población vasca declara haber sido discriminada en algún momento de su vida”. Este porcentaje es superior en el caso de las mujeres –un 28,9% se ha sentido discriminada– y menor entre los hombres –19,6%–. Los motivos más mencionados son los relacionados con ser mujer, el origen o la edad.

“En general”, recoge en el informe de Ikuspegi, “la sociedad vasca se caracteriza por una menor presencia de la discriminación, tanto percibida como vivida, y al mismo tiempo, por una mayor apertura hacia la diversidad”.

En este sentido, se apunta que el índice vasco de apertura hacia la diversidad BOPI (Basque Open-mindness Index) asigna 72,7 puntos a la sociedad vasca en una escala de 0 a 100, “donde 100 significaría la plena aceptación ciudadana de la diversidad social”, dice el informe. A este respecto añade: “Este dato, aunque indique que hay margen de mejora, es sin duda propio de una sociedad abierta, inclusiva y tolerante con el conjunto de su diversidad social”.

Gitanos y extranjeros

Sin embargo, este estudio sobre las percepciones y actitudes de la ciudadanía vasca también destapa que hay algunas actitudes “menos tolerantes” hacia los dos colectivos ya citados: población gitana y personas de origen extranjero.  Estos grupos sociales se perciben también como los más afectados en el acceso al ámbito residencial.

“La discriminación residencial es, con diferencia, la que se percibe en mayor medida, seguramente porque se sufre de manera flagrante por parte de algunos colectivos y porque se enmarca en un mercado residencial salvaje que apenas considera la vivienda un derecho”, afirma el estudio, que en este punto también añade a los jóvenes como grupo damnificado. En concreto, el 82,2% de la población vasca opina que no existen las mismas oportunidades a la hora de acceder a una vivienda en alquiler.

Mujeres en el trabajo

Por lo que se refiere al mercado laboral, en este apartado, la discriminación se centra en otros grupos; en este caso, principalmente en las mujeres. “La desigualdad laboral entre hombres y mujeres es reconocida por la sociedad vasca, especialmente en el acceso a los puestos de responsabilidad”, recoge Ikuspegi.

Así, el 78,1% de la población vasca es consciente de que no todas las personas tienen las mismas oportunidades a la hora de acceder a un puesto de trabajo. El 77,6% también percibe desigualdad de trato en el acceso a un puesto de responsabilidad. Esta desigualdad se percibe en mayor medida en el caso de las mujeres y de las personas extranjeras y gitanas.

Y en cuanto a la discriminación sexista, destaca de nuevo la percepción del techo de cristal, pero también “la identificación de experiencias personales de discriminación sexista vividas en la calle”.  En este sentido, una de cada tres mujeres encuestadas ve la discriminación sexista en Euskadi bastante o muy frecuente. No obstante, se advierte que las mujeres muestran, en comparación a los hombres, mayor percepción de la discriminación sexista.

En lo que se refiere al ámbito laboral, un 42,5% de las mujeres vascas cree que su condición de mujer le perjudica en el acceso a un puesto de trabajo, y más de la mitad (55,5%) lo considera un condicionante negativo a la hora de acceder a un puesto de responsabilidad.

Aun así, la investigación también subraya que la discriminación debe analizarse desde la combinación de varios factores, que unidos agravan la vulnerabilidad de algunos colectivos: sexo/género, edad y nacionalidad; sin olvidar los recursos económicos y/o la apariencia física que no se ajuste a los estándares actuales.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad