Euskadi administra una nueva vacuna contra el herpes zoster

16 marzo, 2022

La vacuna previene y protege contra la varicela y la neuralgia postherpética

Euskadi ha empezado a poner la nueva vacuna contra el herpes zoster. La vacunación se hará de manera proactiva a las personas mayores de 18 años que forman parte de los colectivos de riesgo. Esta vacuna previene y protege contra el virus de la varicela y la neuralgia postherpética. Este es el orden de prioridad establecido por Osakidetza para ponerse la vacuna contra el herpes zoster:

  1. Trasplante de progenitores hematopoyéticos (TPH)
  2. Trasplante de órgano solido (TOS) en los dos últimos años
  3. Hemopatías malignas en fase activa
  4. Tratamiento oral con fármacos anti-JAK
  5. Trasplante de órgano solido (TOS) hace más de dos años
  6. VIH con recuento CD4 < 350
  7. Tumores sólidos en tratamiento con quimioterapia
  8. VIH con recuento CD4 ≥ 350

Osakidetza se pondrá en contacto con todas las personaspersonas y administrará la vacuna en los puntos habituales, en el ámbito hospitalario.

vacuna

El herpes zoster, conocido como "culebrilla", es una infección causada por el virus varicela-zóster y el riesgo de padecerla aumenta con la edad, a partir de los 50 años, especialmente en situaciones de inmunodepresión. La incidencia es cada vez más alta, "mayormente en mujeres" aunque no tiene una alta mortalidad pero sí puede ocasionar "discapacidad y una disminución importante de la calidad de vida".

Actualmente hay dos vacunas autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) frente al herpes zoster: Zostavak y Shingrix. Euskadi administra Shingrix porque es "más eficaz" y esta vacuna precisa de dos dosis con un intervalo de 2 meses entre cada una.

Herpes zoster

Las personas contraen herpes zoster o "culebrilla" cuando el virus de la varicela se reactiva en su cuerpo después de que hayan tenido varicela. El herpes zoster no se puede contagiar. Sin embargo, una persona con herpes zóster puede contagiar de varicela, a otra persona que no esté vacunada de esta enfermedad o que no la haya tenido. Para evitar la transmisión del virus, es necesario cubrirse el salpullido y evitar tacarlo o rascarlo.