Euskaltel ya es parte de MásMóvil y Kutxabank gana 390 millones de euros

6 agosto, 2021

Euskaltel, el operador de telecomunicaciones impulsado por las instituciones, ya es historia en Euskadi

Euskaltel ya es historia como empresa independiente. La empresa de comunicación vasca creada con dinero público pertenece ya a MásMóvil tras la última venta. Y MásMóvil se queda también con la red de fibra óptica que el Gobierno Vasco vendió hace una década a un precio por debajo de mercado y sin concurso: 68 millones de euros.

MásMóvil ha culminado la compra de las acciones a través de la OPA, y ya tiene el 97,67% del capital social. Ahora Euskaltel abandonará la Bolsa y MásMóvil se hará con el 100% de la compañía. Kutxabank, propietaria de casi un 20% de Euskaltel, ganará casi 400 millones de euros con la operación.

telefonos euskaltel masmovil

MásMóvil asegura que "ambas compañías son complementarias a nivel de infraestructuras y en su actividad comercial, ya que MASMOVIL cuenta con una presencia muy relevante a nivel residencial y Euskaltel también dispone de una amplia presencia en el segmento de empresas y Administraciones Públicas, donde cuenta con una gran experiencia y una oferta muy competitiva que va a poder liderar comercialmente para el Grupo en toda España".

Zegona, Kutxabank y Corporación Financiera Alba eran ahora mismo los socios mayoritarios de Euskaltel, y sumaban un 52,32%. En los últimos años el accionariado de Euskaltel ha estado marcado por las desinversiones de Kutxabank y el Gobierno Vasco, y la entrada de accionariados extranjeros. Especialmente polémica fue la entrada de Zegona. Este fondo británico entró para obtener un rendimiento. Es actualmente el primer accionista de la compañía y quien tiene el control. El interés por desinvertir ha concluido con la venta de Euskaltel a MásMóvil.

Nacimiento

Euskaltel fue una compañía de telecomunicaciones impulsada por el Gobierno Vasco. Un proyecto empresarial semipúblico que contó con el apoyo financiero de las Cajas de Ahorros, pero también del ejecutivo autonómico. Endesa, Iberdrola y Grupo Mondragón también estuvieron en el accionariado inicial. En sus primeros años fue la competencia de Telefónica y se asoció con Amena para impulsar aquí dicha licencia. De hecho, Euskaltel tenía una red propia de móvil en Euskadi.

Este acuerdo se rompió con la entrada de Orange en España, y Euskaltel se quedó sin red móvil: pasó a ser un operador móvil virtual. Posteriormente, la fragmentación existente en el mercado ha hecho que Euskaltel pasase a ser un proveedor más. En los últimos años se perdió la identificación de Euskaltel como compañía vasca, al entrar en su accionariado otros inversores extranjeros.

Su fuerza en Euskadi está precisamente en la red de fibra óptica. La ruptura con Orange les hizo especialmente daño en el segmento móvil, ya que muchos clientes se quedaron con la compañía francesa.