Advertisement
Advertisement

El Ayuntamiento aumentará la presencia del Euskera en la rotulación y en sus comunicaciones

5 abril, 2019

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz quiere avanzar hacia el bilingüismo y facilitar las comunicaciones en Euskera

El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz sigue dando pasos para la difusión del Euskera. Este viernes ha aprobado el cuarto Plan para la normalización del uso del euskera.

Esta hoja de ruta aprobada hoy propondrá una serie de medidas para fomentar la presencia y garantizar el uso del euskera en las relaciones escritas y orales que el Ayuntamiento tiene con la ciudadanía.

En el ámbito de la imagen corporativa, el Ayuntamiento busca a través de este Plan aumentar hasta el 100% en 2022 la rotulación y los soportes audiovisuales bilingües (ahora se encuentra en el 96). También aumentará las publicaciones, anuncios, campañas publicitarias, notas de prensa y papelería bilingües que lanza el Consistorio(ahora el 98%), así como el de los contenidos publicados en la web municipal y las redes sociales (ahora el 75% están en euskera). La presencia del euskera en los actos públicos también deberá aumentar hasta el 55% (ahora se sitúa en el 45).

Respecto a la atención con la ciudadanía, el reto es lograr que el 100% de las relaciones escritas sean bilingües y que el 100% de las preguntas en euskera se respondan en euskera (actualmente se hace en el 97 y el 98% de los casos, respectivamente). Otro objetivo es que la recepción a la ciudadanía de forma oral sea en euskera o bilingüe en el 70% de los casos (ahora se da en el 51%) y que se responda en euskera a las demandas en el mismo idioma el 84% de las veces (ahora se hace en el 77,39).

Una de las medidas para lograr todo esto será, sin duda, promover el euskera como lengua de trabajo de la plantilla municipal. Para ello, se plantean diferentes medidas. Garantizar que el paisaje lingüístico asociado al trabajo esté en euskera, contar con versiones en euskera de los soportes informáticos más habituales, incrementar el uso del euskera en las relaciones con otras administraciones o con los proveedores del Ayuntamiento; o gestos tan simples como que las carpetas y armarios o las máquinas del café estén en bilingüe.