La factura energética de cada hogar vasco es de 1.012 euros anuales

17 diciembre, 2015

Más del 90% de la energía que consumimos los alaveses es importada

El Ente Vasco de la Energía ha publicado un nuevo análisis con los últimos datos disponibles sobre la evolución del consumo energético vasco. El informe desglosa los consumos al cierre del año 2014 y constata la disminución de la demanda global de energía, lo que es una constante desde que irrumpió la crisis en 2008. El estudio destaca, asimismo, que la cuota de renovables en el consumo final de energía en Álava es de apenas un 5,4%.

Álava produjo en 2014 74,5 toneladas equivalentes de petróleo (tep) y, sin embargo, consumió 1.014 toneladas. En el consumo y produción per cápita Álava produjo 0,23 tep y consumió 3,17. Atendiendo sólo al consumo residencial Álava también es deficitaria, ya que el consumo alcanza las 0,33 tep. Las energías renovables sólo suponen un 5,4% del consumo total, mientras que los derivados del petróleo son el 48,1%. consumo

El informe Euskadi Energía 2014 recoge los principales datos energéticos registrados en la Comunidad Autónoma de Euskadi, año en el que se consumieron un total de 6.207 ktep (miles de toneladas equivalentes de petróleo), es decir, un consumo un 2,5% menor que en el año precedente. Esta disminución sigue la tónica de años precedentes, de tal forma que en Euskadi ha ido acumulando un descenso del consumo energético del 21% desde el año 2008.

Esta disminución se ha materializado en un 1,3% en la industria, un 2,5% en el sector servicios y un 5,6% en el sector residencial y un 11,1% en el primario. El único sector en el que el consumo de energía muestra signos de crecimiento ha sido el del transporte, debido a un consumo un 0,8% mayor.

En cuanto a la demanda eléctrica, fue un 1% inferior al año precedente y se cubrió en un 39% mediante producción autóctona, porcentaje que ha disminuido debido al menor funcionamiento de las instalaciones de cogeneración a raíz de los últimos cambios regulatorios. El gas natural y los derivados del petróleo representan más del 78% de la demanda energética total de la CAE, aunque el consumo del gas natural descendió un 9,2%, así como el consumo de derivados del petróleo que fue un 0,4% menor. El uso de carbón ha desaparecido para usos energéticos ya que ha sido sustituido por otras fuentes de generación más respetuosas con el entorno.

El aprovechamiento de energías renovables creció en 2014 un 3,1% respecto al año anterior y alcanza ya el 7% tanto de la demanda energética total vasca como del consumo final. Del total de la energía renovable consumida, la biomasa aporta el 67,8%, los biocarburantes el 15%, la hidroeléctrica el 8,6%, la eólica el 6,9% y el 1,8% la energía solar.

La factura del sector residencial se ha moderado en los últimos dos años tras seis años de fuerte crecimiento motivados por el incremento de las tarifas de acceso a la energía promulgadas por el Gobierno Central. El descenso en la factura por hogar ha sido del 6,1%, de forma que supone 1.012€ por vivienda y 408€ por habitante.