Fallece el fotógrafo vitoriano Alberto Schommer

10 septiembre, 2015

Schommer tenía 87 años y ha fallecido en Donostia

El fotógrafo vitoriano Alberto Schommer ha fallecido este jueves a los 87 años en San Sebastián. El vitoriano era hijo del también fotógrafo alemán Alberto Schommer, que contaba con un estudio en nuestra ciudad. Schommer fue inicialmente pintor, pero posteriormente se encaminó hacia la fotografía.

Obra de Alberto Schommer

Entre sus premios más recientes están la Medalla al mérito de las Bellas Artes 2008 y el Premio Nacional de Fotografía 2013.

Sus principales obras son los retratos de las principales personalidades del mundo, y sus muestras se han expuesto por todo el mundo. También colaboró durante muchos años con el diario El País y ABC, donde se podían ver sus retratos.

Durante varios años, sobre todo a comienzos del siglo XXI se especuló con la posibilidad de que Vitoria tuviese un museo con la obra del fotógrafo. Incluso se habló de su ubicación con una quinta torre en el solar del Gastetxe. Hoy el PSE ha resucitado esta posibilidad, al hablar de instalar su obra en el Palacio de Zulueta, en La Senda.

Las instituciones lamentaban este jueves su muerte y hoy viernes le han rendido un homenaje en su árbol, ubicado en el Paseo de La Florida. En 2003, cuando Alfonso Alonso propuso a Schommer recibir un homenaje de la ciudad, el fotógrafo pidió que le pusiesen su nombre a un árbol del Parque de La Florida, que Schommer veía cada día cuando acudía a los Corazonistas. Un impresionante árbol con más de 150 años de vida y que cuenta con una placa en su nombre y que hoy tenía ramos de flores a su lado. El árbol tiene un tronco impresionante, pero posteriormente sus ramas caen sobre el parque y el paseo.

El alcalde Urtaran reflexionaba sobre “uno de los grandes nombres de la fotografía contemporánea que ha demostrado un compromiso permanente con el arte. Su aportación personal a la historia de la fotografía y el vínculo que nunca rompió con sus orígenes son motivos más que suficientes para que Vitoria-Gasteiz le esté permanentemente agradecida”.

Por su parte desde la Diputación destacaban que Schommer fue “único en su profesión, con nombre propio y trascendencia universal que sin embargo nunca se olvidó de su tierra, de Álava. Su impronta siempre seguirá viva como referente del mundo del arte y la cultura”, ha manifestado Ramiro González. Javier Maroto también aseguraba que Schommer “ha puesto la imagen de Vitoria en todo el mundo”, y ha propuesto alguna distinción a título póstumo, ya que no contaba con medidas de honores como la de Hijo Predilecto ni la Medalla de Oro de Vitoria-Gasteiz.

Definido como maestro del retrato y pionero en Real Academia de Bellas Artes, fue galardonado con la Medalla de Oro de Álava en 1994, el mayor reconocimiento que otorga la Diputación Foral de Álava. Un gesto, que Schommer agradecía en aquel momento señalando que se trataba “de alguna manera, de un premio más importante que el Nobel, ya que supone el reconocimiento de los más cercanos, y eso es a veces más difícil que un premio internacional”, demostrando una vez su estrecha relación con el territorio.

Leer más...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad